Local

El ponemultas vigila las calles del Centro y denuncia a no residentes

El Consistorio usa un sistema similar a las cámaras: fotografía coches y revisa si están acreditados

el 02 nov 2011 / 19:42 h.

TAGS:

Desde la derogación del Plan Centro el coche ponemultas ha incorporado una nueva función. Periódicamente se instala en los accesos de algunas de las vías con señales de tráfico restringido, principalmente en el entorno de la calle Imagen y en Trajano.

 Allí, como hacían las cámaras del Plan Centro, toma imágenes de todos los vehículos que circulan por estos puntos. Estos datos se filtran con la misma base de datos que usaba el gobierno anterior, donde constan todas las personas autorizadas para circular por el casco histórico, y aquellos coches que no tienen permiso para transitar por estas calles son sancionados. Las diferencias con el anterior sistema, sin embargo, son varias: no se ha informado previamente de que esta medida se estaba empleando, los controles son aleatorios y no están definidos; y, sobre todo, se produce sin que esté claro qué vehículos están autorizados a circular por el Centro. IU ha pedido información al Consistorio sobre el sistema que se está siguiendo.

Según consta en los expedientes de la comisión de investigación del Plan Centro, el gobierno local del PP ha puesto mediante este sistema 2.488 sanciones a coches por acceder al casco histórico. Aunque los controles son aleatorios, se han centrado en dos zonas de la ciudad. Por un lado, el entorno de la calle Imagen, con controles en San Pedro -346 multas-; Cristo de Burgos -511 sanciones- y Doña María Coronel -220 multas-. Por otro, en la Alameda, con 506 denuncias realizadas a coches que circulaban por Trajano.

El Ayuntamiento subrayó que este sistema está diseñado de forma que tiene todas las garantías: las denuncias no se envían directamente a la Agencia Tributaria -que a fecha de 24 de octubre tenía ya 1.968 sanciones-, sino que previamente se revisan las matrículas de las que se han tomado imágenes para comprobar si son coches que pueden o no circular por estas zonas. En caso de no estar acreditados, son denunciados. De esta forma, y al igual que ocurría con el Plan Centro, más de 2.000 personas recibirán en sus viviendas multas por circular de forma irregular por el casco histórico sin tener permiso para hacerlo.

Este sistema responde a la respuesta parcial que dio el Consistorio tras la derogación del Plan Centro. Se suprimió la restricción de circular 45 minutos por todo el casco histórico, pero se fijaron señales en algunos de los accesos que mantuvieron restricciones para la entrada de coches sin aclarar si se mantenía el mismo sistema de acreditaciones. En estos puntos se establecen controles o se toman imágenes con el ponemultas.

El modelo sigue un sistema similar al de las cámaras, que fue tildado de "fraude" por el gobierno local porque se dejó de multar en marzo y porque el límite de 45 minutos no se aplicó de forma estricta, aunque en este caso lo controla en todo momento la Policía. Aún así, se generan problemas similares: si se toman imágenes de forma aleatoria, habrá vehículos que circulen por zonas restringidas y que no sean multados, mientras que otros, captados por la cámara, sí lo serán. Ahora, además, no hay un margen de 45 minutos ni se han acotado las vías vigiladas.

El sistema de control a través del ponemultas se puso en marcha durante agosto, aunque en septiembre se detuvo. Según fuentes policiales, en octubre se ha retomado y han vuelto los controles al casco histórico, un hecho que confirma el número de sanciones impuestas desde la derogación del Plan Centro. El balance total de sanciones del coche ponemultas, según los datos de Tráfico, alcanza a 15 de octubre ya las 2.488 denuncias, lo que supone al menos 500 sanciones más de las registradas en la Agencia Tributaria, con datos actualizados a 1 de octubre.

  • 1