Cultura

El poniente andaluz revela a David López Panea la mística del paisaje

Se trata del Gran poder de la naturaleza, de los valores metafísicos del paisaje casi lunar del poniente andaluz. Es por tanto, de la religión de la plástica y los sentidos de lo que habla la nueva exposición que David López Panea inaugura hoy en Sevilla.

el 15 sep 2009 / 00:08 h.

Se trata del Gran poder de la naturaleza, de los valores metafísicos del paisaje casi lunar del poniente andaluz. Es por tanto, de la religión de la plástica y los sentidos de lo que habla la nueva exposición que David López Panea inaugura hoy en Sevilla después de un año de trabajo de campo en la rocosa costa almeriense.

Reconoce el joven pintor (Sevilla, 1973) que le costó entrar a comprender este paisaje. Tan diferente, "tan hostil al principio", con montañas de 800 metros a tan sólo dos kilómetros de la playa, la fuerza del viento erosionando la roca y esa casi enigmática ausencia de vegetación, como si hubiera sido abducida para poblar territorios de otras constelaciones.

Quizás todos estos elementos sean suficientes para que David López Panea haya utilizado el término Gran poder para titular su nueva colección de pinturas, todos paisajes del natural concebidos después de tres meses soportando las idas y venidas del impredecible y siempre caprichoso invierno andaluz -"no paró de llover en toda Almería", recuerda el artista-.

"Yo pinto montañas vistas desde otras montañas. Es un trabajo de igual a igual, desde su misma altura", donde el pintor casi puede sentir la voluntad de esa mole de piedra. "No cabía, por tanto, otro título mejor", explica Panea, que reconoce cierto halo "de misticismo y religiosidad" en el acto de pintar en medio de la naturaleza. "Soy muy religioso, pero el mío es un sentimiento que no tiene nada que ver con la liturgia católica, ni con ninguna otra forma de culto a Dios".

El resultado de este trabajo "agotador" (lo asegura el joven pintor mostrando las fotografías de los escarpados paisajes que subía y bajaba cada día durante tres meses acompañado de todos los útiles de la pintura), son una docena de cuadros de pequeño y gran formato que tendrán su continuación en una muestra que se inaugurará el próximo 13 de mayo en la Neilson Gallery de Grazalema (en la sierra de Cádiz).

"Mi idea, explica el artista, es que esta exposición sea un anticipo para intervenir en esta zona de la misma manera que ya lo he hecho en Almería". Un mismo trabajo a priori, pero en dos escenarios que quizás puedan constituirse como los más antagónicos de toda Andalucía. "Son paisajes opuestos, reconoce, pero ambos de montaña". Y es que es en la montaña donde David López Panea encuentra "las evidencias del poder de transformación de la tierra".

  • 1