Local

El Potaus cubrirá la mitad de la demanda de VPO metropolitana

Tras meses de tramitaciones, alegaciones y estudios en todo tipo de comisiones, el Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Sevilla, el esperado Potaus, fue ayer aprobado por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía. Esta ley regirá el crecimiento de la Gran Sevilla en los próximos 10 años.

el 16 sep 2009 / 04:02 h.

TAGS:

A. V. / O. G.

Tras meses de tramitaciones, alegaciones y estudios en todo tipo de comisiones, el Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Sevilla, el esperado Potaus, fue ayer aprobado por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía. Esta ley regirá el crecimiento de la Gran Sevilla en los próximos 10 años.

Para el plan, que tiene como objetivos el desarrollo sostenible y la cohesión social y territorial de los 46 municipios que conforman el área metropolitana, las previsiones son que se lleven a cabo inversiones, entre públicas y privadas, que superen los 30.000 millones de euros.

El consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Espadas, aseguró que este documento "pone punto y final a la política del sálvese quien pueda" en el urbanismo, en pro de "un modelo compartido y supramunicipal" en torno a la "especialización del territorio". En declaraciones a la agencia Europa Press, celebró el espaldarazo definitivo dado a este instrumento "largamente esperado" y manifestó que las actuales relaciones económicas, de infraestructuras, urbanísticas y de planificación de los municipios que conforman el área metropolitana obligan a impulsar políticas "supramunicipales" más allá del trabajo "unilateral" de los consistorios, porque a día de hoy, con algunos lugares ya saturados y con problemas de comunicación, "no se pueden plantear este tipo de cosas desde los PGOU" (Plan General de Ordenación Urbana). "Necesitamos un modelo compartido", aseveró.

"Hacer ciudad no es una suma de urbanizaciones y, gracias al Potaus, se define cuál es la vocación del territorio y sus capacidades económicas y productivas porque la elaboración de este documento contó con un proceso de preselección a través del cual se determina una especialización del territorio", subrayó.

En líneas generales, este manual de ordenación contempla intervenciones en infraestructuras, transporte público, energía y zonas verdes, aunque la mayoría de las alegaciones, y lo que centrará la inversión y el crecimiento en los municipios, son las 69 áreas de oportunidad, residenciales y productivas, que supondrán una desembolso de 25.000 millones de euros y la creación de 220.000 empleos.

De éstas, 22 son residenciales, con 1.230 hectáreas en las que se van a construir 49.050 viviendas y entre el 60% y el 70% protegidas, lo que supone la mitad de la demanda de VPO de la Gran Sevilla. El portavoz del Gobierno de la Junta de Andalucía, Manuel Pérez Yruela, afirmó ayer, como curiosidad, que los 1,47 millones de habitantes de la Gran Sevilla suponen el 18% del total de población de Andalucía y el 80% de la provincia, además del 6% del territorio de la comunidad autónoma.

En cuanto a las productivas, las 5.300 hectáreas se reparten entre usos empresariales (25), aprovechamiento terciario (nueve), tecnológicas (ocho) y logísticas (cinco).

Uno de los objetivos fundamentales es primar el transporte público. La idea es alcanzar en los próximos años una tasa del 35% de utilización sobre el total de la gente que se mueve por la Gran Sevilla, cuando ahora la cifra es del 25%. Para ello, el documento incorpora proyectos ya puestos en marcha y que estaban recogidos en el Plan de Movilidad. Entre ellos destacan el Metro de Sevilla, los tranvías del Aljarafe, Dos Hermanas y Alcalá de Guadaíra, la SE-40, el nuevo trazado de la A-8077 entre Camas y Olivares y el desdoblamiento de la A-392, que une Dos Hermanas y Alcalá de Guadaíra, además de nuevas rondas de circunvalación, variantes y plataformas para el transporte público.

En cuanto a las infraestructuras energéticas, contempla el cierre del anillo de 400 kilovatios por el suroeste y el oeste del área metropolitana, la construcción de dos subestaciones de 400 en Carmona y en el sector conocido como Copero-Guadaíra, a las que hay que sumar 15 nuevas de 200 repartidas entre Sevilla, Dos Hermanas, Aznalcóllar, Espartinas y Alcalá del Río. Para infraestructuras viarias, energéticas e hidráulicas, el Potaus prevé una inversión de 4.778 millones de euros.

Pero no sólo viviendas y empresas, sino también una amplia red de espacios libres que suman en total 9.000 hectáreas. Destaca la ampliación en 76 hectáreas del parque del Alamillo, en la capital hispalense, una nueva zona verde entre Aznalcázar y los pinares de La Puebla del Río, con la misma extensión, y otras 35 entre los municipios de Camas y Castilleja de Guzmán.

Los parques culturales también tiene su sitio. En concreto, recoge el de Los Alcores, entre Carmona y Alcalá de Guadaíra, que incluye el yacimiento arqueológico de Gandul, y el del Aljarafe Norte, que estará formado por el área dolménica de Valencina de la Concepción y Castilleja de Guzmán, el cerro de El Carambolo, en Camas, y en el término municipal de Santiponce, la ciudad romana de Itálica y el monasterio de San Isidoro del Campo.

Por último, el plan prevé la creación de cuatro parques fluviales: el Charco de la Pava, en Sevilla, Guadaíra, también en la capital hispalense, Riopudio, entre Olivares y Coria del Río, y El Majuelo en el término municipal de La Rinconada.

Ya sólo falta que en los próximos días el documento se publique en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) para que el esperado Potaus entre en vigor.

  • 1