Local

El Potaus exigirá transporte público en las nuevas zonas de expansión

"Una vuelta de tuerca". Así se define desde la Junta de Andalucía la exigencia a la que se va a vincular el desarrollo de algunas de las nuevas áreas de oportunidad: obligatoriamente deberán tener conexiones de transporte público. El objetivo es evitar que siga creciendo el uso del vehículo privado al alarmente ritmo actual. Foto: Javier Cuesta.

el 15 sep 2009 / 18:06 h.

TAGS:

A.M.G.

"Una vuelta de tuerca". Así se define desde la Junta de Andalucía la exigencia a la que se va a vincular el desarrollo de algunas de las nuevas áreas de oportunidad: obligatoriamente deberán tener conexiones de transporte público. El objetivo es evitar que siga creciendo el uso del vehículo privado al alarmente ritmo actual.

El requisito se recoge en el Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Sevilla (Potaus), la biblia urbanística de la Gran Sevilla cuya redacción definitiva se aprueba esta semana que entra. La intención de la Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio es "condicionar el desarrollo" de ciertas áreas de oportunidad (enclaves tanto residenciales como industriales de nueva creación) a que cuenten con transporte público, una exigencia que tendrán que acatar los promotores de las zonas de expansión que supongan una mayor atracción de personas.

De esta manera, algunas de estas áreas de oportunidad no podrán activarse nada más aprobarse el Potaus, sino que tendrán que "atemperar" su desarrollo a contar con este transporte público en cualquiera de sus modalidades. Estas intenciones ya se han consensuado con la Consejería de Obras Públicas y Transportes, responsable por ejemplo de los tranvías, que serán una de las piedras angulares de este plan.

De paso, desde Ordenación del Territorio se recuerda que el propio Potaus también obliga a realizar estudios específicos de modalidad si el área de oportunidad de turno es un punto de atracción de vehículos importante. Con estas medidas lo que se intenta es precisamente no aumentar el tráfico en zonas que, como el Aljarafe, ya se han convertido en un atasco continuo.

En esta línea, el documento exige que las áreas de carácter productivo deben "evitar la especialización funcional" para que no se conviertan en un punto de atracción de tráfico por su singularidad, todo en aras de "reducir la movilidad obligada en el área metropolitana". Es decir, que el modelo al que se tiende es al de actuaciones que cuenten con todos los servicios, para que así los desplazamientos sean sólo dentro del mismo municipio o, como mucho, desde las localidades más cercanas.

La mayoría de las nuevas áreas de oportunidad son de carácter metropolitano, lo que significa que benefician a más de un municipio. Precisamente por ello los municipios han mantenido una dura pugna para hacerse con ellas, ya que no computan en sus PGOU (Plan General de Ordenación Urbana), de tal manera que permite superar los límites impuestos, por ejemplo, para la construcción de viviendas.

Por todo ello, el consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Espadas, aseguró el jueves que el Potaus "es un instrumento de acción contra la actual crisis", al facilitar la creación de empresas y la construcción de VPO.

  • 1