Local

El Power Electronics tumba al Cajasol

El Power Electronics Valencia se aseguró la cuarta plaza de la Liga ACB tras vencer (66-58) al Cajasol en lo que se puede considerar un 'ensayo' de cara al choque de 'play-offs'.

el 02 may 2010 / 13:14 h.

TAGS:

El ala-pívot francés del Power Electronics Valencia, Florent Pietrus (delante), lucha por un rebote con el pívot español del Cajasol Juan José Triguero.
El Power Electronics Valencia se aseguró hoy matemáticamente la cuarta plaza de la fase regular de la Liga ACB al derrotar con solvencia (66-58) a un Cajasol al que desarmó por completo con una excelente defensa.

 

Con este triunfo, además de asegurarse la ventaja en el factor cancha en la primera eliminatoria, el equipo valenciano endosó un importante golpe moral al conjunto andaluz que podría ser su rival en ese primer cruce y que se vio anulado por el trabajo defensivo de los locales.

El equipo sevillano entró antes en el partido y lo hizo con fuerza. Su defensa cerró el camino hacia el aro del conjunto valenciano y en ataque diez puntos casi consecutivos de Savanovic, con dos triples incluidos, pusieron contra las cuerdas a los locales (6-15, m.7).

Pero la entrada en la pista de Marinovic despertó al Power Electronics. El base serbio aumentó la presión defensiva sobre la primera línea del equipo de Joan Plaza, sus compañeros se contagiaron y el partido cambió por completo.

Incapaz de superar el impresionante sistema de ayudas de su rival, el Cajasol se quedó sin recursos y en trece minutos apenas fue capaz de anotar diez puntos. En cambio, la solidez defensiva dio seguridad en ataque al equipo valenciano y con triples del propio Marinovic y Kelati el Power Electronics se disparó en el marcador (36-25, m.20).

El paso por el vestuario no alteró el guión del encuentro, simplemente hubo un cambio de protagonista y en el tercer cuarto fueron los puntos y la dirección de Nando de Colo los encargados de hacer crecer la ventaja de los valencianos (53-37, m.28).

Incapaz de desarrollar el sólido juego colectivo que ha mostrado durante la temporada, el equipo sevillano se refugió en las individualidades para evitar una desventaja escandalosa.

Primero fueron un par de triples de Ruben Douglas, silbado en su regreso al pabellón de la Fuente de San Luis tras pertenecer dos años y medio a la disciplina valenciana, y después ocho puntos casi consecutivos de Andres Miso.

Esos dos factores y la relajación local apretaron el marcador en el tramo final (60-50, m.37) pero sin cambiar la sensación de que el Power Electronics mantenía el control del choque. De hecho, bastó un tiempo muerto de Spahija y una canasta de Nielsen para que los locales cerraran el choque sin ningún tipo de sobresalto.

 

  • 1