El PP exigirá al Parlamento multar a los consejeros que no respondan

Sanz condiciona su apoyo a la reforma del reglamento de la Cámara a que se endurezca el control. Los populares ven insuficiente sancionar las faltas de diputados y forzarán el debate con PSOE e IU

el 06 may 2013 / 21:56 h.

33 El secretario general del PP andaluz, José Luis Sanz, ayer en rueda de prensa. 33 El secretario general del PP andaluz, José Luis Sanz, ayer en rueda de prensa. No existe la unanimidad imprescindible de los tres partidos –PSOE, PP e IU– para reformar mañana el reglamento del Parlamento en lectura única, sin necesidad de someterlo a debate. El secretario general del PP-A, José Luís Sanz, condicionó ayer el apoyo de su grupo a las propuestas de reforma planteadas por el presidente de la Cámara, Manuel Gracia, a que éste introduzca cambios más drásticos. Por ejemplo que no sólo se sancione a los diputados que incumplan sus obligaciones (como planteó Gracia), sino también a los miembros del Consejo de Gobierno que no contesten adecuadamente a las preguntas que se le formulan por la vía parlamentaria. Sanz anunció que el PP-A hará llegar esta semana al presidente de la Cámara una “serie de modificaciones” al reglamento para sumarlas a sus propuestas. Hace dos semanas, Gracia presentó a los tres grupos una batería de ideas para hacer el Parlamento más transparente y abierto a la ciudadanía. Una de las medidas regulaba la posibilidad de que los ciudadanos pudieran presentar enmiendas a los proyectos de ley que se tramiten –a través de algún grupo–; sanciones a diputados que se ausentan sin justificación (aunque nunca se ha dado este tipo de absentismo) e introducir una serie de criterios más exigentes en un examen de idoneidad para los candidatos a ocupar puestos de extracción parlamentaria. El presidente de la Cámara esperaba que estas medidas fueran aprobadas esta semana por lectura única, es decir, sin necesidad de someterlas a votación en caso de que existiera unanimidad. Pero el PP-A anunció que su condición para apoyar las medidas de Gracia es que éste introduzca cambios más exigentes en el reglamento. El debate se postergará al menos dos semanas, ya que los populares no piensan llevar sus ideas al pleno de mañana. Además de los “deberes” de los diputados, también se hay que respetar “sus derechos”, dijo Sanz. Aunque no desveló más detalles sobre las medidas que va a proponer el PP-A, sí que explicó que las mismas van encaminadas a velar por esos derechos para que la modificación del reglamento del Parlamento “no pase sólo por multar o cuestionar la labor de los diputados”. Uno de los objetivos es “que se contemplen sanciones a los miembros de la Junta que no contesten a las preguntas o al presidente del Parlamento cuando no ampare a los diputados que quieren hacer visitas a hospitales o colegios”. Si la modificación del reglamento que prevé Gracia “es sólo para multar no va a tener el apoyo” del PP-A, advirtió. Balance // Sanz hizo balance del primer año de Gobierno andaluz, y denunció que Griñán ha perdido un año clave para la recuperación. El PP-A presentó un “decálogo de un año perdido por el bipartito”, que denuncia a la Junta por “convertir el paro en un problema estructural de la comunidad”, donde, pese al descenso registrado en el número de desempleados en abril, “uno de cada cuatro parados es siempre andaluz” debido a la negativa de la Junta a aplicar las “reformas” propuestas por Rajoy. “50 Consejos de Gobierno sin atajar el principal problema de la comunidad y aprobando planes fantasmas que nunca llegan a nada. Un año de continuismo tras 35 años de gobiernos socialistas en los que se siguen aplicando medidas que solo nos llevan a la cabeza del paro en la UE”, resumió Sanz, seguro de que se ha prolongado la crisis.

  • 1