miércoles, 16 enero 2019
22:48
, última actualización
Local

El PP-A ficha a tres exministros de Aznar para sus listas al Congreso

Cinco mujeres, tres estrenos y dos cuneros, son la apuesta de Javier Arenas para acabar con el granero socialista el 20-N.

el 05 oct 2011 / 21:20 h.

TAGS:

Steve Jobs.

Tres exministros del Gobierno de José María Aznar encabezan las candidaturas del PP andaluz al Congreso para el 20 de noviembre. Cristóbal Montoro, Celia Villalobos y Elvira Rodríguez fueron ayer confirmados como números uno a la Cámara Baja por las provincias de Sevilla, Málaga y Jaén. Fueron ministros de Hacienda, Sanidad y Medio Ambiente, compañeros de Javier Arenas, con quien compartieron asiento en el gabinete, junto al propio Mariano Rajoy.

Si la receta del PP para ganar las elecciones está inspirada por el Gobierno de Aznar y "los cinco millones de empleo que se crearon en sus ocho años", en Andalucía los rostros de los carteles retrotraerán a aquella etapa.

Además es la lista electoral del PP andaluz con más mujeres al frente: cinco. Una mayoría femenina histórica, sobre todo para este partido, en la que Arenas puso el acento y que contrasta con la lista del PSOE andaluz, con solo dos mujeres al frente, lo que disgusta a muchos socialistas. No obstante en el ámbito nacional gana el PSOE (con 17 mujeres) al PP (con 15, cinco por Andalucía).

Dos de los grandes fichajes, Montoro y Rodríguez, son cuneros, no son oriundos de las provincias por las que concurren. Un experimento que en ocasiones anteriores al PP le ha salido mal. Ambos desembarcan directamente desde Madrid patrocinados por la cúpula del PP pero con el apoyo total del líder andaluz, insistió ayer el partido, aunque Arenas llegó a comentar que buscaba "a una mujer fuerte" para tomar el testigo a la histórica exalcaldesa sevillana Soledad Becerril.

Es la primera vez que alguien de fuera de Sevilla encabeza la lista en la provincia. Montoro fue número uno por Jaén en 2004 -es nacido en esa provincia- aunque abandonó su escaño en el Congreso apenas dos meses después para ir al Parlamento europeo. Ocurrió lo mismo con la que en aquella convocatoria electoral fue número uno del PP por Granada, la exministra de Educación Pilar del Castillo. Ambos dejaron vacantes sus escaños, lo que supuso una mala experiencia con fichajes estrella.

Montoro -político de Rodrigo Rato que en medios internacionales ya se apunta como el futuro hombre de Rajoy para ocupar la cartera de Economía- fue en las últimas municipales en las listas del PP jiennense como "broche de oro".

El presidente del PP andaluz presentó a su equipo titular en un momento en el que Andalucía, granero de votos tradicional del PSOE, se ha convertido en un territorio clave capaz de apuntalar a Rajoy en La Moncloa con una mayoría absoluta que, dicen las encuestas, podría superar a la que obtuvieron en 2000.

Rajoy y Arenas forman hoy el principal tándem político del PP. Para el futuro político de Rajoy es fundamental Andalucía. Lo mismo que para Arenas será clave que si su presidente gobierna se vuelque con esta comunidad y neutralice la imagen de una derecha que castigó a Andalucía durante los años de Aznar. Una denuncia que el PSOE lleva años explotando y con la que ha sacado importantes réditos electorales, recordando conflictos con el de la financiación (que adeudó 2.500 millones de euros para la comunidad), el reparto de fondos europeos o las inversiones de aquellos años.

Los sondeos internos de los populares hablan de que podría producirse un empate a 30 escaños en Andalucía entre PSOE y PP, aunque los propios socialistas admiten que eso incluso sería un buen resultado.

La elaboración de las listas ha estado libre de pugnas internas, al menos de momento no han trascendido. Tanto que las cúpulas provinciales del partido en Sevilla y Jaén no han dicho ni mu sobre el desembarco de sus candidatos desde otras provincias, pese a que lo normal es que internamente cueste digerir esas decisiones. El PP ha elaborado sus listas con la ventaja que supone saberse ganador. Se rebajan las presiones. Se suavizan los tirones.

Arenas llevaba semanas anticipando que optaría por la continuidad y así ha sido. Repiten Rafael Hernando (Almería), Teófila Martínez (Cádiz), Concha de Santa Ana (Granada), Fátima Báñez (Huelva) y Celia Villalobos (Málaga). Son tres las caras nuevas. Además de Montoro, la exministra de Medio Ambiente Elvira Rodríguez, que fue la gran sorpresa de ayer . Ella también desembarcó en el Gobierno del PP de la mano de Rodrigo Rato. Fue diputada por Murcia pero su trayectoria política se desarrolló en Madrid, donde ha sido consejera de Transportes y presidenta de la Asamblea. Actualmente es senadora por esa comunidad.

El tercer estreno es el del alcalde de Montilla, Federico Cabello de Alba, que releva a Rafael Merino en Córdoba. Él y Teófila Martínez son los únicos que son regidores. No hay regla escrita, de hecho ser alcalde y diputado es perfectamente compatible, pero Arenas ya dejó claro que prefería que no se solaparan ambos cargos en el Congreso. Una tesis contraria a la que defiende en el Parlamento andaluz -donde se sientan 19 regidores del PP-. Aún está muy viva la gran bronca por la iniciativa socialista que vetará en próximas legislaturas la presencia de alcaldes en el hemiciclo andaluz. Sí irá al Senado el alcalde de Jaén, José Enrique Fernández de Moya. El resto de candidato a la Cámara Alta se desconocen.

  • 1