Local

El PP-A ignora el caso Bárcenas y se tapa en la trama de los ERE

“Todo el mundo sabe que la corrupción es cosa de PSOE y de IU”, sostuvo Sanz. Los populares “no admiten lecciones de moralidad” y piden explicaciones a Griñán

el 18 ene 2013 / 20:48 h.

TAGS:

El violinista Eric Crambes.

Cuando los periodistas desembarcaron desde Madrid en Almería, agitados por la noticia de los sobresueldos que avanzó El Mundo, se encontraron al secretario general del PP andaluz, José Luis Sanz, inaugurando la reunión de la Intermunicipal del partido y hablando de corrupción. No sería digno de mención a no ser que el dirigente popular aprovechara la ocasión para arremeter duramente contra PSOE e IU en Andalucía como partidos corruptos por el llamado caso ERE y olvidara una sola mención a lo que ha pasado durante décadas en el corazón de su partido. Ésa fue la tónica general. El PP andaluz no tomó la palabra sobre el caso Bárcenas, el extesorero popular durante 20 años, imputado en la trama Gürtel, supuestamente repartió sobres de dinero negro (de 5.000 a 15.000 euros) entre la cúpula popular procedente de comisiones y donaciones. Sobre eso hablaron los dirigentes nacionales. Su misión fue hablar del caso de presunta corrupción que pone en entredicho la gestión de la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía durante una década, el caso ERE. El número dos del PP andaluz aseguró que hoy en Andalucía "todo el mundo sabe que la corrupción es cosa de dos, del PSOE, que la protagoniza, y de IU, que la encubre". Sanz dijo además que el presidente de la Junta, el socialista José Antonio Griñán, "tiene mucho que explicar".

El PP andaluz no dijo una palabra de su presidente de honor, Javier Arenas, que está en el punto de mira porque fue secretario general del partido desde 1999 a 2003, etapa en la que bendijo a Luis Bárcenas como gerente y tesorero. Ayer Arenas se desvinculó absolutamente de esas supuestas prácticas ilegales en el PP y dijo que "no le consta" ningún pago en negro. Para quienes insinúan que todo lo que está ocurriendo en el PP es fruto de una guerra interna en el partido entre dos bandos, el de Rajoy y Cospedal y el ala dura de Esperanza Aguirre, consecuencia del pulso en Madrid, conviene saber que Arenas siempre fue enemigo de Aguirre pero que, desde luego, tampoco es afín a Cospedal,con quien mantiene un duro pulso.Ayer fuentes del PP andaluz se encargaron de subrayar, en contra de Arenas, que fue Cospedal quien acabó radicalmente con las prácticas de sobresueldos en B.

Al PP andaluz le estalló muy cerca el escándalo. Toda la cúpula popular estaba en Almería con motivo de la Intermunicipal del partido y para hoy está anunciada la presencia de Mariano Rajoy. Sin embargo, ni lo mencionó. "Antes de dar lecciones a nadie", dijo Sanz sobre Griñán, debería explicar por qué se "engordó la corrupta partida de los ERE", por qué con dinero público se "compró cocaína" o por qué "alrededor d la Consejería de Empleo había maletines con dinero". Horas después, la vicesecretaria de Organización del PP-A, Ana María Corredera, también salió a recriminar a los socialistas que intenten "dar lecciones de moralidad" cuando "ellos son los protagonistas del mayor escándalo de corrupción que ha habido en la historia de Andalucía" y los que han "amparado a corruptos" en el caso de los ERE. "Siempre habla quien más tiene que callar", concluyó Corredera. Tampoco dijo ni media palabra sobre Bárcenas. El caso ERE se ha reactivado esta semana después de que la jueza haya mandado a la cárcel a un presunto testaferro que narró cómo blanqueó dinero supuestamente público y de sobrecomisiones pagadas por la Junta, transportando maletines con billetes de 200 y 500 euros en las inmediaciones de la Consejería de Empleo.

Por su parte, el vicesecretario general del PSOE andaluz,Mario Jiménez, sostuvo que en el PP ha sido "una práctica habitual el cobro de sobresueldos de procedencia no identificada" y que, quizás por ello, el Gobierno recurrió ante el Tribunal Constitucional la Ley de incompatibilidades propuesta por el Gobierno andaluz. "El Gobierno de España recurrió la legislación del Gobierno andaluz que plantaba cara precisamente a esto y ahora nos tenemos que el recurso tuviera que ver con la mecánica que ha funcionado en Génova, sobre la que el PP tiene que dar una explicación", argumentó.

Un grupo de espontáneos se sumó ayer a lo ocurrido en Génova y rodeó la sede del PP andaluz en la calle San Fernando de Sevilla.

  • 1