Local

El PP acepta negociar con IU una moción de censura en Carmona

IU busca una respuesta firme contra el PSOE tras la moción de censura de La Algaba que desalojó a la federación de izquierdas del municipio urbano más importante con el que contaban en la provincia. Carmona es el objetivo más fácil, y el PP ya ha anunciado su decisión de colaborar con esta maniobra para desbancar al regidor, Antonio Cano.

el 16 sep 2009 / 06:25 h.

TAGS:

IU busca una respuesta firme contra el PSOE tras la moción de censura de La Algaba que desalojó a la federación de izquierdas del municipio urbano más importante con el que contaban en la provincia. Carmona es el objetivo más fácil, y el PP ya ha anunciado su decisión de colaborar con esta maniobra para desbancar al regidor, Antonio Cano.

Carmona reúne todos los requisitos para convertirse en el escenario de un golpe de efecto de IU. En primer lugar, es un gran municipio urbano del área metropolitana de Sevilla, zona en la que IU se ha quedado ya sin alcaldías tras la caída de La Algaba. En segundo lugar, es una maniobra poco dolorosa para la federación que no tendrá que romper ningún pacto de gobierno, como sí ocurre en todos los otros municipios afectados por el acuerdo global alcanzado entre las direcciones regionales de PSOE e IU tras las municipales de 2007, invalidado tras las mociones de censura de Badolatosa y La Algaba.

Por último, en esta actuación confluyen los intereses de los principales sectores de IU: los críticos, que tienen mayoría en el municipio en el que llegó a ser alcalde el que fuera su principal referente y ex coordinador provincial, Sebastián Martín Recio; el PCA, que quiere vengarse por la caída del que estaba llamado a convertirse en su principal dirigente, el ex regidor de La Algaba, José Luis Vega; y la CUT-BAI, que abrió esta batalla política con la moción contra el PSOE en Badolatosa.

De ahí que, tras la última reunión de IU a la que fueron convocados los responsables los grupos municipales y las estructuras locales de Sevilla, Carmona, Gines, Lebrija, Osuna y Cantillana, los acontecimientos se hayan precipitado. Primero, la decisión de la dirección local de la federación de negociar con el PP, e inmediatamente después el inicio de las conversaciones con los populares que parten con una condición: un sector de la federación no comparte que la respuesta al PSOE sea entregarle una Alcaldía a los populares.

Después de unos días de silencios y de evasivas, el PP de Carmona dio ayer un paso al frente. Anunció el inicio de los contactos con IU y la constitución de una mesa de trabajo una vez que la dirección provincial le ha autorizado. "No es una reacción política, hay motivos suficientes", apuntó a Europa Press el portavoz popular, Juan Ávila.

La acción del PP puede tener un doble efecto: recuperar otra Alcaldía en el área metropolitana a dos años de las elecciones y enrarecer aún más las relaciones entre PSOE e IU con la mirada puesta en pactos como el de la capital. De ahí el malestar de los socialistas. "No deben usar argumentos hipócritas. Se trata de una acción de venganza sin justificación que no responde a los intereses de la ciudadanía de Carmona", apuntó el secretario provincial del PSOE, José Antonio Viera, quien censuró expresamente las palabras pronunciadas por el coordinador regional de IU, Diego Valderas, quien afirmó que "es mejor no estar gobernado por los socialistas". "El mapa político de la provincia pone de manifiesto todo lo contrario. Los sevillanos quieren que les gobierne el PSOE", respondió Viera.

En términos similares se expresó el alcalde de Carmona, Antonio Cano, quien se ha visto inmerso en una batalla que escapa de sus competencias municipales: "Carmona no tiene nada que ver con La Algaba. Aquí no existe ingobernabilidad. El PP debe ser responsable y recordar que la última vez que pactó con IU para gobernar acabó perdiendo dos ediles".

Desde IU negaron esta interpretación. La federación afirma que hay "problemas graves" en Carmona y que se abrirá un debate con todos los agentes sobre las necesidades de la población.

en la capital. El pasado lunes, el primer teniente de alcalde, Antonio Rodrigo Torrijos, y el coordinador local de IU, José Manuel García, acudieron a la reunión convocada por la dirección provincial para analizar el estado de los acuerdos con el PSOE. En esta sesión se acordó que las direcciones locales y las asambleas definiesen la postura en la capital. Un día después, el grupo municipal mantuvo una reunión con la dirección local con un documento como punto de partida: el balance del pacto de gobierno que anualmente prepara la federación para difundirlo entre sus dirigentes. En esa sesión, según fuentes de IU, quedó de manifiesto que no hay movimientos internos favorables a una quiebra de las relaciones entre PSOE e IU, sobre todo dadas las buenas relaciones entre Antonio Rodrigo Torrijos y Alfredo Sánchez Monteseirín.

En cualquier caso, y dado el sistema de funcionamiento de IU, el balance del pacto de gobierno será trasladado en el mes de septiembre a las distintas asambleas locales de la capital, una acción que se produce anualmente aunque en este caso cobra mayor simbolismo ante la ruptura de las relaciones a nivel provincial y regional entre PSOE e IU.

La federación se encuentra en la capital ante una encrucijada. Por un lado, el PCA, que controla las bases de la ciudad, ha recibido dos duros golpes en las últimas semanas: la derrota en la asamblea provincial y la pérdida de la Alcaldía de La Algaba. En ambos casos, la persona afectada ha sido el que estaba llamado a convertirse en un referente de los comunistas en la provincia, José Luis Vega.

Por otro lado, en IU son conscientes de la importancia de no hacer malabarismos con el Gobierno en la capital, donde pese a ser objeto de numerosos ataques por parte de la oposición y a no haber conseguido resultados positivos en los últimos comicios no municipales en la capital, tienen un importante margen de gestión y peso específico en la definición de las acciones políticas.

  • 1