El PP acusa a Educación de dejar "la patata caliente" a los colegios con el plan de bajas

Los populares temen que el proyecto carezca de financiación y estima "fundamental" un aumento de la plantilla para que los centros se encarguen de tramitar las bajas de profesores.

el 05 oct 2009 / 20:28 h.

La vicesecretaria general de política educativa del PP-A, Patricia Navarro, aseguró ayer que el nuevo sistema experimental de bajas docentes planteado por la Consejería de Educación, según la cual el equipo directivo de cada centro gestionará las sustituciones de su propio colegio o instituto, no es más que "pasar la patata caliente" a los equipos directivos de los mismos.

En rueda de prensa, Navarro criticó que los presupuestos virtuales que Educación prevé dar a los centros "van a tener mucho de virtuales y poco de reales". Además aseguró que, "si el año pasado el presupuesto de 108 millones de euros que la Junta destinó a cubrir bajas se agotó entre febrero y marzo" y se dejaron sin cubrir desde esa fecha "todas las bajas de corta duración y sólo se cubrieron un 3% de las de larga", este año "tampoco va a ser distinto".
"Se debe avanzar en conseguir la autonomía de los centros, pero debe hacerse con todas las garantías y recursos, además de con el respaldo legal y normativo que esto requiere", recalcó Navarro.

Asimismo, la vicesecretaria de política educativa del PP-A consideró "fundamental" el incremento de las plantillas y que éstas incluyan monitores y profesores de apoyo, así como que se agilicen "los procedimientos para simplificar los trámites administrativos de las sustituciones para que no pasen más de 48 horas sin que se cubra una baja".

Apoyo sindical. Los sindicatos andaluces, por su parte, coincidieron ayer en apoyar este proyecto piloto diseñado por la consejera Mar Moreno, aunque se mantuvieron reticentes hasta obtener los primeros resultados de su implantación. El secretario general de FETE-UGT Andalucía, Juan Carlos Hidalgo, apuntó que una vez que se tengan las primeras conclusiones, "se plantearán otras alternativas" que agilicen también la cobertura de bajas de corta duración.

Según el responsable de Acción Sindical de Enseñanza Pública de CCOO de Andalucía, Patricio Pérez, "cualquier medida que suponga agilizar los trámites para la cobertura de las bajas siempre será positivo" pero advirtió que "sólo mientras se haga respetando los derechos de todos los trabajadores y se haga de acuerdo a la normativa vigente", ya que "puede ocurrir que los criterios a la hora de elegir qué bajas se cubren y cuáles no, no sean los mejores".

También el sindicato CSI-CSIF defendió la puesta en marcha de este sistema experimental, pero destacó que, "se haga como se haga, lo que hace falta es que sea un sistema ágil y que se respete el orden de colocación según los méritos" de los interinos. Su responsable educativo, Francisco Hidalgo, reconoció que a su sindicato, "al igual que al resto, le preocupa que con este nuevo sistema sólo se cubran las bajas de las asignaturas que se consideran importantes y se desatiendan las denominadas marías".

En materia laboral, la vicesecretaria popular Patricia Navarro se preocupó también por los sueldos de los docentes y reclamó que no "estén equiparados a la media española", ya que "los profesores andaluces están en el cuarto o quinto puesto por la cola de los peores pagados de España", aseguró.

  • 1