El PP acusa a Griñán de ignorarlo y se retira del pacto por Andalucía

Sanz se queja de que no les consultara la ley de transparencia que se aprueba hoy

el 04 jun 2013 / 00:20 h.

Juan Ignacio Zoido y José Luis Sanz, presidiendo ayer el comité regional del PP. Juan Ignacio Zoido y José Luis Sanz, presidiendo ayer el comité regional del PP. El PP-A y su presidente, Juan Ignacio Zoido, mostraron al principio predisposición a formar parte del pacto por Andalucía, una iniciativa personal de José Antonio Griñán para defender los intereses de la región ante la crisis desde la unidad política y social. Pero nunca llegó a estar del todo dentro porque, a pesar de que se creó hace seis meses la mesa de partidos (PSOE, PP e IU), los populares llevaban consigo una lista de propuestas de difícil encaje con la política del Gobierno de PSOE e IU. El comité ejecutivo regional del PP-A decidió ayer por unanimidad el “cese temporal” de su participación en las negociaciones del pacto por Andalucía. El detonante, explicó el secretario general del partido, José Luis Sanz, es que el Consejo de Gobierno prevé aprobar hoy el anteproyecto de ley de transparencia sin que se le haya “consultado” su contenido. Esto es “una tomadura de pelo”, los últimos seis meses de trabajo han sido una “pérdida de tiempo” y “no nos gusta que nos tomen por tontos” fueron los tres epílogos con los que Sanz se desmarcó del pacto con el PSOE. “Hemos venido denunciando que habíamos hablado de muchas cosas sin llegar a nada. Y cuando parece que íbamos a llegar a un acuerdo en transparencia, cuando ya había un borrador medio redactado, ayer la consejera Susana Díaz anuncia que mañana [por hoy] se aprueba el anteproyecto de la ley de transparencia”, dijo Sanz. Los populares le han enviado una especie de ultimátum a la Junta: o retiran el anteproyecto del orden del día de hoy o la ruptura “pasará de ser temporal a definitiva”, informa Europa Press. “Lo único que pretendía el pacto era regalar a Griñán una foto que pudiera utilizar también Rubalcaba como flotador que tanta falta le hace”, concluyó Sanz. Lo paradójico es que el pacto PP-PSOE en Andalucía hace aguas justo cuando Rubalcaba y Rajoy acercan posturas en torno a un acuerdo para incentivar la economía. Coincidió que ayer la número dos del PP, María Dolores de Cospedal, puso matices a ese pacto, para aclarar que serían acuerdos puntuales o referidos a la posición de España en la UE, pero no una relectura de las reformas ya aprobadas por Rajoy. “Lo del cese temporal suena feo y que sea al día siguiente de estar Cospedal en Andalucía resulta sospechoso”, dijo Griñán, antes de reunirse con Rubalcaba. Hace semanas que se hizo público que el anteproyecto de ley de transparencia sería aprobado hoy. Luego entrará en el Parlamento donde se nutrirá con enmiendas de los partidos. Sin embargo, Sanz insiste en que se enteró por la prensa. En los últimos días, la ley de transparencia ha estado muy presente en los medios, porque la semana pasada se hizo público que PP, PSOE e IU pactaron una subida salarial en el Parlamento (para el presidente y los adjuntos a los portavoces) sin publicitarla. Los tres partidos admitieron el error, que fue enmendado por el presidente de la Cámara en cuanto se publicó la noticia y Griñán le ordenó que rectificase. El vicepresidente de la Junta y líder de IU, Diego Valderas, reiteró que “todo el mundo ha hecho autocrítica dura”, pero añadió que “aún no hemos llegado al suficiente grado de dureza, y ese punto puede ser la ley de transparencia”. “Esa ley puede hacer que se detecten antes decisiones mal adoptadas”, dijo Valderas. PP, PSOE e IU sí están de acuerdo en que el aumento de las dietas en el Parlamento, una vez rectificado el “error”, no debe acarrear ninguna dimisión.

  • 1