Local

El PP acusa a la Fiscalía de manipular el sumario del 'Gürtel'

El PP vuelve a su teoría de la persecución y acusa al fiscal nada menos que de destruir pruebas que exculpaban a Camps, sólo unos días después de conocerse el sumario.

el 11 oct 2009 / 18:57 h.

TAGS:

  • El PP sigue pensando que la mejor defensa es un buen ataque. La portavoz del grupo popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, volvió ayer a la estrategia de cargar contra las instituciones del Estado y acusó a la Fiscalía de tratar de eliminar pruebas del caso Gürtel que favorecían la declaración de inocencia del presidente de Valencia, Francisco Camps, en relación al pago de sus trajes.

    En una declaración sin preguntas a los periodistas, la dirigente del PP se refirió a una información que publicó ayer El Mundo, según la cual la Fiscalía Anticorrupción pidió al juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón que eliminase del sumario una conversación del número dos de la trama, Pablo Crespo, en la que niega a su abogado que se hubiese regalado trajes a Camps. De acuerdo con Sáenz de Santamaría, el contenido de esas conversaciones "no ha estado nunca" en los autos que la Audiencia Nacional remitió a Valencia, donde se continuó el procedimiento y, por ello, cree que el Fiscal General del Estado, Cándido Conde-Pumpido, tiene que comparecer con carácter urgente en el Congreso y explicar "estos intentos de manipulación".

    Conde-Pumpido, dijo la portavoz del PP, conocía la existencia de estas conversaciones que exculpaban a Camps, "es el mismo" que, sin embargo, recurrió ante el Tribunal Supremo la decisión judicial de archivar la causa, "y lo hizo, entre otras cosas, porque se lo dijo María Teresa Fernández de la Vega".

    Por su parte, la portavoz del Consell valenciano, Paula Sánchez de León, retomó también la teoría de la persecución de la que se lamenta el PP y denunció "un complot, una cacería política en la que se han utilizado las instituciones públicas para perjudicar a la Generalitat". Mientras tanto, siguen conociéndose detalles sobre la trama de corrupción. Ayer se supo que la cúpula del Gürtel poseía un total de 49 vehículos de alta gama o lujo de marcas de reconocido prestigio por valor de 1,3 millones de euros, excluyendo los que regalaron supuestamente a diversos políticos como sobornos a sus exigencias, según un informe que consta en el sumario elaborado por la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal.

    BMW 735, Range Rover Sport, Mercedes SLK, Audi S6 son algunas de las marcas de los vehículos con precios superiores a los 35.000 euros que lucían los cabecillas de la trama de blanqueo de capitales. La palma se la llevaba la mujer de Correa, la imputada Carmen Rodríguez Quijano, quien poseía un total de 14 vehículos de estas características.

    • 1