Local

El PP adentra cuatro líneas deTussam en el casco histórico

La empresa suprime la línea CC que enlazaba la Plaza del Duque y Ponce de León y que había perdido miles de usuarios.

el 17 oct 2011 / 11:45 h.

TAGS:

Tussam definió ayer su plan para resolver los problemas de tráfico del casco histórico: aumentar la penetración de cuatro de sus líneas en el corazón del casco histórico y suprimir la línea verde creada hace dos años para enlazar Ponce de León con la Plaza del Duque con el objetivo de reducir las líneas que se adentran en el casco histórico. La reordenación, que fue anunciada ayer por la dirección de la empresa y que intenta atenuar la pérdida de viajeros tras una caída de un 4,6% en los primeros ocho meses del año , afectará a siete líneas que verán cómo sus recorridos se amplían o, en el caso de la CC, que desaparecen.

La reordenación anunciada por la empresa pone fin a la decisión del anterior gobierno de concentrar los autobuses en la estación habilitada en Ponce de León, que se tomó tras el corte de tráfico de la Encarnación. La línea ecológica impulsada como lanzadera hasta la Plaza del Duque, la CC -con más 640.000 viajes a lo largo del presente año, un 8,8% menos que en 2010-, desaparecerá y será sustituida por dos líneas de largo recorrido que aumentarán su capacidad para que no se vean recortadas las frecuencias de paso. Así, la línea 37, que llega de Sevilla Este y la 32, que viene del Polígono Sur, llegarán hasta la Plaza del Duque y tendrán paradas en la calle Imagen, en Laraña y en la Campana. Las dos líneas vuelven a llevar los autobuses de largo recorrido a la Encarnación.

Tussam también reordenará otras dos líneas para incrementar su penetración en el casco histórico. La línea 41, que procede de Los Remedios y Tablada y que en el último año ha perdido casi un 30% de sus usuarios, avanzará más allá de la Puerta Jerez, dónde llegaba para permitir el enlace con el Metro y el Metrocentro, y llegará a través de Palos de la Frontera, Paseo Colón y Reyes Católicos, hasta la Magdalena. En las proximidades, en la calle San Pablo, se quedará otra de las líneas que se amplía: la B5, procedente de San Jerónimo, accecderá al casco histórico por Reyes Católicos y desembocará en las proximidades de la Magdalena.

Si en estos casos el objetivo es que los usuarios de Tussam lleguen sin transbordo y en el mismo autobús hasta el corazón de la ciudad, la ampliación de la línea 52, que tiene su origen en las barriadas de Palmete, Padre Pío y Rochelambert busca la intermodalidad. Esta ruta acababa antes en la Gran Plaza y tras la nueva modificación llegará hasta San Bernardo, donde puede enlazar con el Metrocentro, el Cercanías y el Metro. Ante esta ampliación, Tussam se compromete a aumentar el número de autobuses de forma que el servicio se refuerce y se mantengan las frecuencias de paso.

A estos cambios hay que añadir otro, que tiene su origen en una promesa electoral de los populares en las elecciones: llevar Tussam hasta la UPO -una conexión que se suprimió al coincidir con el Metro-. Llegará a través de la línea 38 que se reforzará para aumentar su frecuencia y que se desvía para parar junto al Metro y la biblioteca de la UPO.


  • 1