Local

El PP amenaza con denunciar la instalación de cámaras

Las asociaciones de vecinos se unen y estudian protestas y medidas legales.

el 17 feb 2010 / 21:01 h.

TAGS:

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, consideró ayer que la limitación de 45 minutos a los no residentes para circular por el Centro es "ilegal", por lo que anunció que está estudiando la posibilidad de llevarla a los tribunales.

Zoido aseguró que él no llevaría a cabo esa medida "mientras no estén los aparcamientos prometidos y garantizado todo el transporte público por el centro de ciudad con una red completa de metro, no solo una línea que tenga una parada".

El portavoz de los populares en el Consistorio insistió en sus dudas acerca de la legalidad de la iniciativa de Movilidad y apostó por analizarla "en profundidad, por si hay que llevarlo a los tribunales". "¿En qué artículo de qué ley se basan para multar por estar más de 45 minutos en el centro?", se preguntó.

Zoido achacó este anuncio a "arbitrariedades y ocurrencias" y garantizó que si llega a ser alcalde dará marcha atrás. "Cuando yo sea alcalde, si ellos lo ponen, yo lo voy a quitar", sentenció Zoido, quien señaló que "se está muriendo el comercio en el centro y hay que crear empleo, cada vez hay más comercios cerrados y más jóvenes sin trabajo".

En esta línea, calificó este plan municipal de "auténtica barbaridad", al tratarse, a su juicio, de "medidas drásticas sin tener garantizado todo lo anterior", de lo que responsabilizó al alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín. "Si se está marchando, que se marche, pero que no haga más daño a los sevillanos", afirmó.

Competencia legal. El delegado de Movilidad, Francisco Fernández, respondió al PP, sin embargo, que "hasta en cuatro ocasiones" el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha declarado "competente" al Consistorio para "reordenar" el tráfico del casco urbano.

La última de las sentencias en que el alto tribunal andaluz se pronunció así es de primeros de febrero. En el fallo, el TSJA asegura que "el establecimiento de zonas retringidas a ciertos vehículos es parte de la ordenación del tráfico de vehículos y personas en las vías urbanas [y] competencia municipal reconocida por Ley Reguladora de las Bases de Régimen Local".

En medio de esta disputa, las asociaciones de vecinos del Centro lamentan que no se les haya tenido en cuenta a la hora de evaluar los posibles efectos de la reordenación. "Todo lo estamos llevando a base de sentencias", se quejaba ayer Antonio Fernández, presidente de la asociación vecinal Torre del Oro.

Esta misma asociación, que ha promovido ya varias procesos judiciales -la última sentencia es de este mes- que limitan en parte la Ordenanza de Circulación de Peatones y Ciclistas, planea volver a convocar a los representantes vecinales para estudiar otra denuncia. "Esto parece un ‘estado de sentencias', ¿para qué está la participación ciudadana?", protestó su presidente.

"Vamos a pedir una reunión con carácter de urgencia con el Distrito Centro", expresó Ángel López Hueso, presidente de los Vecinos y Comerciantes Pumarejo-San Luis. Los vecinos del Museo y su entorno se suman a las protestas.

"Estamos convencidos de que se están haciendo las cosas del revés", manifestó Manuel Antonio Ruiz-Verdejo, presidente de la asociación de vecinos de la Plaza del Museo. "Conocemos el proyecto a través de los medios", añadió.

Las posibles medidas serán tratadas en una asamblea a principios de la semana que viene, en la que participarán representantes de las diferentes asociaciones vecinales del Centro.

  • 1