viernes, 14 diciembre 2018
09:00
, última actualización
Local

El PP apacigua a los sindicatos prometiendo negociar la jornada

El comité de empresa da un voto de confianza al alcalde para pactar la aplicación de las 37,5 horas.

el 28 may 2012 / 22:05 h.

TAGS:

Ni hay paralización del calendario de protestas de la plantilla del Ayuntamiento ni una ruptura de las conversaciones. El encuentro que el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, mantuvo ayer con los cinco sindicatos municipales (CCOO, UGT, CSIF, el Sindicato Profesional de Bomberos y el Sindicato Profesional de Policías Municipales de España) sirvió, por ahora, para apaciguar los ánimos de los 4.000 trabajadores, que estaban visiblemente molestos por el hecho de que el Consistorio, a través de una circular emitida por la dirección de Recursos Humanos, mostrara su intención de aplicar la jornada laboral de 37,5 horas semanales sin mediar negociación previa e "incumpliendo" el convenio vigente y el reglamento de personal.

Ante esas perspectivas, los sindicatos exigían que el alcalde liderara las negociaciones. Así se lo transmitieron el pasado viernes a las puertas del Consistorio, hispalense, donde los cinco sindicatos entregaron una carta en mano. Zoido los emplazó ayer y, aunque no trascendió nada concreto de las casi dos horas de reunión, sí que se extrajeron dos conclusiones: los sindicatos han detectado cierta disposición a la negociación por parte del alcalde y que si se quiere llegar a un acuerdo hay que pensar que hay un plazo tope, que es el 15 de junio, fecha en la que está previsto que se apruebe la Ley de Presupuestos Generales del Estado.

Pese a ello, los sindicatos todavía no han decidido si suspender o continuar con el calendario de movilizaciones, que tenía previsto protestas diarias, teniendo como punto álgido el 11 de junio con una concentración de 24 horas en la Plaza Nueva por el primer aniversario de Zoido como alcalde. Es más, aunque no es el centro de este debate, el Sindicato Profesional de Bomberos acordó ayer en asamblea iniciar movilizaciones por el "incumplimiento" del Consistorio en conceptos como los complementos por reclasificación y dedicación, así como en el envejecimiento de la plantilla.

El presidente del comité de empresa, Manuel Loza (CCOO) ha detectado "una disposición del alcalde de retomar la negociación", algo que no sólo ha notado en sus gestos, sino que "se ha traducido en compromisos concretos" que se darán a conocer hoy. En la misma línea se mostró Santiago de los Reyes, el secretario general de UGT en el Consistorio, que aunque no quiso dar detalles del encuentro sí que considera que "al menos se ha abierto una puerta" después de varios meses sin apenas diálogo. Su homólogo en CSI-CSIF, Miguel Ángel Sáenz, usó los mismo argumentos, aunque también advirtió de que "se cuenta con un plazo escaso".

Los sindicatos ven, por tanto, un giro en el Ayuntamiento, que hasta ahora les había dado la espalda. Ese cambio de discurso lo encarnó ayer la delegada de Hacienda, Asunción Fley, que ahora asegura que el Ayuntamiento "negociará cuantas horas sean necesarias" para consensuar con la plantilla la nueva jornada de 37,5 horas y garantizar la prestación de unos servicios públicos. Fley, que asistió también a la reunión, añadió que Zoido "ha disipado las dudas de los representantes de los trabajadores municipales", después de acordar que habrá más reuniones la próxima semana.

Horas antes de celebrarse esa reunión, el PSOE reprochó al alcalde que actuara bajo el "ordeno y mando sin negociar" y exigió la derogación de la circular que desencadenó en la protesta de los sindicatos por la aplicación "unilateral" de las 37,5 horas. "Aunque Zoido parece presentar buen talante, la realidad es que tiene cara de ordeno y mando, imponiendo una mordaza al debate del plan de ajuste y a la negociación con la plantilla", señaló el portavoz del PSOE, Juan Espadas.

  • 1