Local

El PP aprovecha los conflictos en la frontera alauí para censurar a todo el Gobierno

González Pons, de visita en Melilla, tilda de «máxima tensión» la situación en la ciudad.

el 17 ago 2010 / 19:22 h.

TAGS:

Esteban González Pons se desplazó el lunes a Melilla tras los roces con Rabat.

El PP aprovechó ayer el conflicto fronterizo entre Melilla y Marruecos para reprochar la gestión del Gobierno en pleno. Tras describir la situación en la zona como de "máxima tensión", los populares acusaron al Ejecutivo de dejación de funciones por no haber enviado a ninguno de sus ministros a la ciudad autónoma desde que comenzaron los incidentes. El PSOE respondió y culpó al PP de "agitar, echar leña al fuego y enredar" con sus últimas actuaciones y declaraciones.

Después de visitar Melilla, el vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, aseguró que en una situación de tensión en la frontera "es muy fácil que se produzca un incidente", y "cuando se producen incidentes es muy fácil que haya un conflicto". En unas declaraciones junto con el presidente de Melilla y del PP regional, Juan José Imbroda, González Pons exigió al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, que antes de viajar el día 23 a Rabat vaya a Melilla para "hablar antes" con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, especialmente con las mujeres policía, que "lo están pasando muy mal" por los ataques de los activistas.

El dirigente popular acusó al Gobierno de dejación de funciones en este asunto, razón por la que, aseveró, tuvo que desplazarse él hasta Melilla por orden expresa del líder del partido, Mariano Rajoy. "El Gobierno ha optado por el abandono, por eso ha tenido que ser el PP el que haya venido a decir a los melillenses que España está con ellos", señaló.

El Sindicato Profesional de Policía (SPP) agradeció a González Pons su visita a Melilla y reprochó a los responsables del Ministerio del Interior que no lo hayan hecho ya.

Ceuta, con Zapatero. La beligerancia de González Pons y el PP contrasta con la actitud del Ejecutivo de la Ciudad Autónoma de Ceuta, que preside el también popular Juan Vivas. El Gobierno ceutí reiteró ayer en la reunión semanal ordinaria de su Consejo de Gobierno su total "apoyo y respaldo" a "todas las acciones emprendidas y a todo lo realizado por el Gobierno de la Nación, el Ministerio de Asuntos Exteriores, la vía diplomática y el Rey" ante Marruecos a raíz de los incidentes registrados en la frontera de Melilla.

"Nuestra postura ha sido clara desde el principio porque entendemos que en este caso la mejor posición es la colaboración", subrayó la portavoz Yolanda Bel.
A las acusaciones del PP respondió el secretario de Ciudades y Política Municipal del PSOE, Antonio Hernando, quien culpó a Rajoy y González Pons de "agitar, echar leña al fuego y enredar" con sus últimas actuaciones y declaraciones sobre Melilla. El dirigente socialista reclamó al PP que actúe "con sentido de Estado, con altura de miras y con responsabilidad, y que aparten la demagogia, la agitación o el populismo".

También el diputado de IU, Gaspar Llamazares, lamentó que el PP se dedique a "magnificar" los incidentes, en lo que ha denominado "un ejercicio de musculatura de la españolidad" por parte de este grupo.
Ante los fotomontajes peyorativos que han aparecido en la frontera de Melilla, las policías del Sindicato Unificado de Policía (SUP) calificaron de "tibia" la forma en la que se ha pronunciado el Ministerio de Igualdad. Sin embargo, la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, condenó ayer "rotundamente" los fotomontajes "intolerables e inaceptables" de mujeres policías en la frontera de Melilla, realizados por la Coordinadora de la Sociedad Civil del Norte de Marruecos.

El PP anunció que pedirá la comparecencia en el Congreso de Aído, así como de Rubalcaba, y de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos.

  • 1