sábado, 20 abril 2019
16:04
, última actualización
Local

El PP avala la candidatura de Camps pero continúa sin ratificarlo

«Soy el candidato más respaldado de la historia», afirma el líder valenciano.

el 15 feb 2011 / 21:52 h.

TAGS:

El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, en Madrid.

Ni desafío, ni pulso, ni presión. El PP trató ayer de cerrar la polémica abierta por la designación de Francisco Camps como candidato a la Generalitat recalcando que fue la propia dirección nacional la que autorizó la reunión de urgencia del comité regional del PP valenciano el lunes. Los principales líderes populares en Madrid y Valencia avalaron la designación de Camps, pero Génova -sede nacional- continúa sin ratificar su candidatura.


La Fiscalía Anticorrupción ha solicitado al juez José Flors, que investiga la red Gürtel en la comunidad, que abra juicio oral al jefe del Ejecutivo valenciano por un delito de cohecho continuado y una multa de 41.250 euros por aceptar regalos -trajes a medida, corbatas, pantalones y zapatos- de la trama corrupta por valor de unos 14.000 euros.


La primera en esgrimir esta teoría fue la portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, quien aseguró que fue la dirección nacional del partido la que instó al Comité Electoral del PP valenciano a convocar a su comité "porque los plazos ya empiezan a ser cortos y hay que designar candidatos". Horas antes de dicha reunión, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, desveló que aún no había fecha para el acto de proclamación de Camps, pero insistió en que el presidente valenciano el "mejor candidato".


Una designación que también apoyó el vicesecretario de comunicación del PP, Esteban González Pons. El dirigente defendió la inocencia de Camps e incluso afirmó que pondría "las dos manos en el fuego" por él. González Pons defendió la elección pese a la acusación de los fiscales, y apuntó que tomar una decisión contraria a la convicción que tiene el PP sobre la inocencia del presidente valenciano "es arriesgarse mucho a ser injustos".


Palabras que secundó el vicesecretario general de Política Territorial y presidente del PP andaluz, Javier Arenas, quien avanzó que el partido "no se plantea ningún escenario político donde Francisco Camps no sea candidato" para los próximos comicios. Asimismo, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, señaló que con la designación del presidente de la Generalitat "no hay en absoluto ningún desafío, ningún pulso, ni ninguna presión de nada".


Sin embargo, todo ese respaldo no se materializó en la ratificación de la candidatura. Y es que la dirección nacional no tiene previsto en breve una reunión para confirmar a Francisco Camps y los demás presidentes autonómicos del PP (esta semana mantiene un encuentro para ratificar sólo la candidatura de Cospedal). Génova apuesta en principio por apurar los plazos al máximo. Su idea inicial es revalidar a los presidentes autonómicos que optan a la reelección cuando se convoquen las elecciones, el 28 de marzo, según fuentes populares.


Eso sí, tampoco se descarta la posibilidad de adelantar las designaciones a la Convención autonómica que el PP celebrará en Palma de Mallorca los días 4 y 5 de marzo. A esta cita están invitados todos los barones y presidentes regionales del PP.


Hasta entonces, el partido se concentrará en negar el desafío de Camps al líder popular, Mariano Rajoy, y en resaltar la sintonía entre ambos. Así las cosas, Francisco Camps manifestó ayer que debe ser "el candidato más respaldado de la historia de los candidatos de todas las democracias occidentales".


Tras reunirse con los presidentes de las Cámaras de Comercio de la Comunidad, Cataluña y Murcia en apoyo del Corredor Mediterráneo, Camps dijo sentirse "muy orgulloso, satisfecho, y agradecido" con la dirección nacional del partido y sus compañeros del PPCV por el apoyo que "constantemente" le han estado dando. El jefe del Gobierno valoró tener la "oportunidad y enorme suerte de ser el presidente de la Generalitat con Mariano Rajoy de presidente del Gobierno", del que destacó que es su "amigo" y una persona "a la que durante estos años he sido leal y fiel colaborador".


Mientras, el portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, José Antonio Alonso, consideró "increíble" que el presidente valenciano no haya dimitido ya por la investigación de los supuestos regalos de la trama Gürtel y que encima el PP se escude en otros casos que afectan al PSOE como el patrimonio de José Bono o las supuestas irregularidades de los ERE autorizados por la Junta.

  • 1