Local

El PP buscará en 67 municipios socialistas su salto a la Junta

El PP ya ha fijado su estrategia para hacer posible el vuelco en la Junta en 2012.  Ha elaborado un documento con 85 municipios (67 de ellos socialistas) donde deben sumar votos en las elecciones locales de 2011 para llevar a Arenas a la Casa Rosa un año después.

el 03 ene 2010 / 18:50 h.

TAGS:

Las elecciones de 2012 serán la última vez que Arenas se presente a unas autonómicas.

El pasado septiembre, Javier Arenas, líder del PP andaluz, ordenó a la ejecutiva regional de su partido que fijara la estrategia de cara a las próximas elecciones con vistas al objetivo que centra todos sus esfuerzos: lograr desde las municipales la alternancia en Andalucía en 2012. La dirección popular elaboró un documento con 85 municipios que serán clave en los comicios locales de 2011 porque de ellos dependerá que un año después el PP pueda tener opciones o no de disputar la Junta a los socialistas. El PSOE gobierna la comunidad con mayoría absoluta y aún le saca nueve diputados de ventaja al PP en el Parlamento. Arenas ya ha dejado claro que si pierde las próximas autonómicas no volverá a presentarse.


Los socialistas mandan en la mayoría de los municipios que están en el punto de mira del PP (67). Arañar más votos en estas ciudades en 2011 es fundamental para propiciar el vuelco electoral en Andalucía. Los 85 municipios se eligieron después de realizar análisis electorales, sociológicos y de ver cómo cala ahí el mensaje popular. Hay seis parámetros diferentes para estar en esta lista prioritaria. Unos son la llave para conquistar las diputaciones provinciales, en algunos hay que corregir errores -es el caso de Chiclana, donde el PP perdió la Alcaldía- y en otros el partido está muy cerca de la victoria.

También se incluyen aquéllos donde el PP arrasa en las autonómicas o generales pero fracasa en los comicios locales, como es el caso de Vera, gobernado por el PA. La mayoría son ciudades medias que representan el 80% de los votos de la comunidad y abundan los pueblos del interior, la gran asignatura pendiente del PP -las capitales son su mejor aval-.


En este listado figuran las grandes ciudades socialistas, como Algeciras, Dos Hermanas o Jerez y también municipios donde el PP gobierna de carambola, por ejemplo La Carolina -tras la moción de censura contra el PSOE- o San Roque -el alcalde socialista falleció-. No falta El Ejido, en manos del PAL, una escisión del PP desde 2005. Los populares pelearán además por hacerse con los pocos bastiones que le quedan al PA (Vera, San Fernando, Utrera y Ubrique). ¿Qué implica ser un municipio preferente? Tienen prioridad en la actividad política del partido, hay una mayor presencia de cargos públicos y de dirigentes regionales y nacionales -en ellos se programan los actos de Rajoy o Cospedal- y se realiza una estrategia mediática concreta.


Además, se introduce una novedad importante. Cada uno de los 85 municipios prioritarios tiene asignado un miembro de la ejecutiva regional del PP, que se encarga de coordinar la actividad política en el lugar, en colaboración con las direcciones provinciales. Por ejemplo, Arenas es el responsable político de Dos Hermanas; el secretario general del partido, Antonio Sanz, de Sanlúcar; la portavoz parlamentaria, Esperanza Oña, se encarga de Archidona; y el portavoz en el Ayuntamiento de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, de Utrera.

Sobre ellos no recaerá el peso de los resultados electorales, pero sí se comprometieron en septiembre a impulsar al menos un acto a la semana, ya sea una reunión vecinal o un reparto de propaganda, en el municipio que les toca supervisar hasta los comicios locales. "A todos se nos ha obligado a pisar el terreno, a meternos en el fango", explica Antonio Sanz.


El objetivo más inmediato en estas ciudades es buscar el candidato idóneo. El partido prevé renovar a la mayoría de ellos para asegurarse la victoria. Antes de marzo quiere haber designado a casi la totalidad de los aspirantes a las alcaldías de los 85 municipios preferentes para que sean conocidos por sus vecinos antes de que arranque la campaña electoral, en septiembre de este año.


Desde la dirección regional aclaran que el documento de municipios prioritarios se ha diseñado en clave autonómica, pensando en 2012, y no en clave local. Aparte de este estudio, cada provincia ha elaborado su propio plan sobre aquellos pueblos o ciudades donde pueden conseguir nuevas alcaldías. Hasta ahora, al PP le ha dado buen resultado este tipo de análisis. Antes de las últimas elecciones autonómicas, los populares se marcaron 223 municipios donde debían poner toda la carne en el asador para lograr reducir la brecha con los socialistas, que entonces era de 24 diputados. El 9 de marzo de 2008 consiguieron subir diez escaños y quedarse a nueve del PSOE.La estrategia para propiciar la alternancia en Andalucía se completa con la movilización del partido en la calle -el acto central fue en Dos Hermanas y las protestas por el empleo y contra la subida de impuestos seguirán este año- y con una campaña de afiliación. El PP se nutrirá de las propuestas que está elaborando su consejo asesor. Los populares son conscientes de que para conquistar el centro político deben ampliar su abanico electoral, de ahí que hayan anunciado que en las listas de 2011 se incorporarán independientes, ex votantes socialistas y ex andalucistas.

  • 1