Cultura

El PP carga contra la inversión de la Junta en Cultura en 2011

Su portavoz en el parlamento la califica de "vergonzosa y ridícula" y afirma que el sector cultural tiene motivos para quejarse.

el 22 dic 2010 / 20:41 h.

TAGS:

El portavoz de Cultura del PP en el Parlamento andaluz, Antonio Garrido, manifestó ayer que “no hay mayor hipocresía política que en el caso de la cultura, del que siempre dicen que es un sector estratégico”, y ha tachado de “vergonzoso y ridículo” el presupuesto de la Consejería de Cultura para 2011 –el Parlamento aprobó ayer el Presupuesto andaluz para el próximo año– porque, a su juicio, “demuestra que la cultura no importa nada”.

En declaraciones a Europa Press, Garrido recuerda que si se lee el discurso de investidura de Manuel Chaves primero, y de José Antonio Griñán después, “se encontrará que para ellos y Andalucía la cultura es un elemento clave, es el nervio y un sector estratégico”, pero “todo es mentira y solo son declaraciones grandilocuentes y falsas que no se deberían hacer, así que mejor estar callados”.

En este sentido, y en alusión a las protestas llevadas a cabo este martes por el sector cultural andaluz a las puertas de la sede del Gobierno andaluz para mostrar “su rechazo” a los recortes de la Consejería de Cultura, Garrido apunta que “cuando protestan lo hacen con toda la razón porque cuando el pintor o el escritor no ve ni transparencia ni claridad sino un recorte de casi un 30%, no le queda más remedio que protestar”.

“Son doscientos y pico de millones, y para invertir nada”, enfatiza, y subraya que a esos creadores y gestores culturales “encima se les hace un competencia desleal, sobre todo en el caso del flamenco, donde la Junta está pagando por encima del precio de mercado”.

A su juicio, “la cultura para Griñán y Plata es una foto”, y se pregunta “qué se va a hacer con este presupuesto” y dónde queda, con estos recortes, la sensibilidad cultural del presidente andaluz.

Para concluir, el portavoz del PP en el Parlamento afirma que el año 2010 “ha supuesto el gran fracaso político del consejero de Cultura, Paulino Plata, que ha intentado racionalizar su departamento pero no ha podido ser porque cada uno va a lo suyo”, y ha indicado que aunque “la única buena noticia del año que acaba ha sido el reconocimiento del flamenco como Patrimonio Cultura Inmaterial de la Humanidad, tampoco aquí se puede poner la medalla la consejería, pues a su juicio éste es un mérito “que corresponde al mundo del flamenco”, resalta.

  • 1