miércoles, 14 noviembre 2018
22:39
, última actualización
Local

El PP citará en enero a los artesanos del Postigo

El Ayuntamiento aún no ha contactado directamente con el colectivo

el 15 dic 2011 / 20:42 h.

TAGS:

El director general de Empleo y Economía del Ayuntamiento, Luis Miguel Rufino-Rus, fue el encargado ayer de recorrer el Mercado Navideño de Artesanía inaugurado en la Plaza Nueva, en sustitución del delegado de Empleo, Gregorio Serrano, que pese a estar anunciada su presencia en una nota de prensa del consistorio, finalmente no pudo ir por motivos de agenda al retrasarse un acto previo. Rufino-Rus defendió que el papel municipal en esta feria es "poner los medios" para ayudar a pequeños empresarios a "crear empresa y puestos de trabajo y le den así un empujón a la economía". Pero entre los 72 talleres que cuentan con un stand en esta duodécima edición del mercado, hay una veintena a los que hace 15 días el Ayuntamiento comunicó por escrito su intención de desalojarlos de la Lonja del Postigo, un edificio municipal que hace 30 años cedió a la Asociación de Artesanos del Postigo. Los afectados han pedido una reunión con los responsables municipales y Serrano se comprometió a celebrarla esta semana. Sin embargo, según Rufino-Rus, será finalmente en enero.

Así se lo comunicó el miércoles el propio Serrano a la presidenta de la Federación Artesanal de Sevilla, Marga de Arcos, cuando coincidieron durante la presentación a los medios del Mercado Navideño. Es la única fuente de información que ayer tenían el presidente de la Asociación de Artesanos del Postigo, Manuel Muñoz, y la presidenta del colectivo Taller 20 que aglutina a los artesanos que venden sus productos en la Lonja, María de los Ángeles Terán. Ambos lamentaron que el Ayuntamiento no haya contactado directamente con ellos en ningún momento salvo la notificación que le enviaron el 30 de noviembre, a la que los artesanos presentaron sus alegaciones esta misma semana. Lo consideran una "falta de respeto" frente a la "prudencia" mantenida hasta ahora por el colectivo. Por ello, no descartan visibilizar su demanda de permanecer en el Postigo durante la celebración del Mercado en la Plaza Nueva.

La Lonja del Postigo fue mercado de abastos hasta 1974. Hasta los años 80 estuvo abandonado y el Ayuntamiento se planteó tirarla. Un grupo de artesanos propuso instalar allí sus talleres y el consistorio cedió el edificio municipal a la Asociación del Postigo, una cesión que se fue renovando hasta 1988. Luego nunca más se renovó pero los artesanos siguieron allí, con el consentimiento tácito de los diferentes gobiernos locales, sin pagar nada pero asumiendo los gastos de mantenimiento y las reformas, además de organizar actividades culturales gratuitas, muchas en colaboración con el Ayuntamiento. El consistorio quiere ahora usar la Lonja como sede municipal y estudia ofrecerles alternativas. Los artesanos no se niegan pero piden que sea un sitio transitado por turistas.

  • 1