Local

El PP cree que la declaración de Pardal pone al alcalde y Marchena "en el centro de la corrupción

el 13 feb 2010 / 14:48 h.

TAGS:

El consejero de Mercasevilla y concejal del PP Beltrán Pérez  advirtió hoy de que el alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez  Monteseirín (PSOE), y el ex gerente de Urbanismo y actual  vicepresidente de la Agrupación de Interés Económico (AIE), Manuel  Marchena, están "en el centro de la corrupción" del caso  Mercasevilla, toda vez que la juez ha ordenado investigar un supuesto  ofrecimiento de Marchena a la empresa Larena 98 para la adjudicación  de proyectos municipales a cambio de rescindir el contrato de  superficie firmado con Mercasevilla.

La orden de la titular del Juzgado de Instrucción número 6 de  Sevilla, Mercedes Alaya, se produjo después de que el socio  mayoritario de la sociedad mercantil Larena 98, Antonio Pardal Reyes,  declarase ante la Policía Judicial que el propio Marchena le ofreció,  supuestamente, la adjudicación de varios proyectos de vivienda  protegida, así como la concesión de una estación de ITV por mediación  de la Junta, a cambio de la rescisión de tal contrato.

Al respecto, Beltrán Pérez, acompañado de los concejales populares  Gregorio Serrano y Francisco Pérez, manifestó en rueda de prensa que  las declaraciones de Pardal dan "un giro espectacular en la  corrupción" en el caso Mercasevilla y abren "nuevos escenarios  corruptos" en la gestión del Gobierno tanto municipal en la ciudad  hispalense como de la Junta de Andalucía.

Así, este pronunciamiento "profundiza" en los hechos acontecidos  en cuanto a la venta "ilegal" de terrenos de Mercasevilla, de modo  que, a su juicio, es "una obviedad" que Monteseirín y Marchena "no  eran ajenos a los entresijos de la mayor operación urbanística de la  historia de Sevilla", por lo que, "técnica y políticamente, es  imposible que el alcalde y el ex gerente de Urbanismo no controlaran  esta operación", recriminó Pérez.

Ante ello, preguntó retóricamente b"*cómo se han adjudicado los  contratos de viviendas oficiales y contratos de mantenimiento de la  vía publica en los últimos años en Sevilla?" y "*cuál va a ser la  reacción de Monteseirín y Marchena ante el señalamiento por parte de  un testigo que hace acusaciones contra ellos que pueden ser  constitutivas de delito?", porque "ofrecer contratos que tiene que  ser sometidos a concurso público es delito".

Asimismo, esta declaración "vuelve a abrir el escenario de  corrupción y entre los actores principales también están miembros de  la Junta de Andalucía", pronunció Pérez, quien calificó de  "gravísimo" que "a un testigo se le ofrezca la concesión de una ITV a  cambio de las determinadas actitudes que beneficiaban al Gobierno  municipal", al tiempo que preguntó por "*cómo se adjudican las ITV en  Andalucía?" y "*qué piensa hacer la Junta para desacreditar la  declaración del testigo, si es que puede hacerlo?".

CONEXION DE CASOS

Para Pérez, el Gobierno municipal de Monteseirín "se ríe de los  ciudadanos con su actitud de encubrimiento, y el PSOE y la Junta han  intentado que sólo estuvieran implicados Fernando Mellet y Daniel  Ponce". Además, "se produce una conexión entre el caso de corrupción  de Mercasevilla con el asunto de las facturas falsas de Macarena y  también de Unidad, porque Mellet y Domingo Enrique Castaño han pasado  de un escándalo a otro".

"Desde el PP no se acusa por señalar", porque, según recordó  Beltrán Pérez, la primera querella ya incluía a Castaño, Marchena y  Monteseirín, entre otros, por lo que "hay mucha gente implicada en  este caso, así como muchos intereses que trascienden del ámbito  municipal y llegan hasta la Junta y nadie quiere abandonar sus cargos  porque pueden producirse muchas consecuencias", criticó.

PALABRAS TESTIFICALES

En la declaración de Pardal Reyes ante la Policía Judicial, a la  que ha tenido acceso Europa Press, el testigo relata que a finales de  2002 recibió una llamada por parte del imputado Daniel Ponce en el  transcurso de la cual éste le ofreció la posibilidad de construir  unas naves comerciales en los terrenos del merca, para lo que se  constituiría un derecho de superficie sobre parte de los mismos,  añadiendo que, en un principio, este negocio "le pareció rentable",  por lo que concertaron una primera reunión en los locales de  Mercasevilla.

Asimismo, indica que en la reunión estaban presentes el propio  Ponce, Fernando Mellet y el letrado de Mercasevilla, y durante la  misma acordaron elaborar un contrato de superficie sobre una parcela  de 48.000 metros cuadrados, por el cual Larena 98 se vería obligada a  abonar un canon mensual de unos 59.000 euros, además de una fianza  inicial de más de 400.000 euros, una cantidad esta última que, según  dijo, "nunca fue depositada por parte de Mercasevilla en la cuenta  correspondiente" de la Consejería de Economía y Hacienda, "quedándose  a disposición del merca".  

En este sentido, y tras indicar que a partir de ese momento se  celebraron "muchas reuniones" de carácter técnico, pone de manifiesto  que Larena comenzó a pagar la cuantía correspondiente al canon  superficiario --en total "unas cuatro o cinco cuotas"--, y añade que,  desde el mismo momento de la firma del contrato, "surgen los  problemas técnicos, pues Mercasevilla no había realizado los trámites  jurídicos necesarios para segregar estas parcelas; no estaba lista  para ser urbanísticamente construida, y no tenía los centros de  transformación ni el soterramiento de los cables de alta tensión".  

Según afirma, "recibió todo tipo de presiones" por parte de  Mellet, que le decía "que no dejase de pagar el canon, pues le  resultaba vital para mantener la actividad del merca", añadiendo que  se produjeron "varias" reuniones "donde le prometían todo tipo de  cosas, entre ellas un director general de la Junta que le prometió, a  cambio de seguir pagando el canon, la concesión de una estación para  pasar la ITV", mientras que en otra reunión, a la que asistieron  Mellet, Ponce y "una persona joven que decía ser la mano derecha del  alcalde", se le ofreció a cambio de resolver el contrato de  superficie "la concesión de todos los servicios de mantenimiento de  las calles de la ciudad".

  • 1