El PP culpa de la pérdida de votos a la abstención provocada por los recortes

La número dos de los populares andaluces critica el «triunfalismo» del PSOE y dice que sólo se entiende por la «guerra» interna de la formación y los deseos de Díaz de llegar a Madrid.

el 26 may 2014 / 23:59 h.

Manuel Moreno Bonilla, el líder del PP andaluz, en el centro, a su derecha Dolores López Gabarro./ El Correo Manuel Moreno Bonilla, el líder del PP andaluz, en el centro, a su derecha Dolores López Gabarro./ El Correo El Partido Popular de Andalucía admitió ayer que no está plenamente satisfecho con los resultados electorales de las europeas del domingo, tras perder 354.058 votos con respecto a los comicios de 2009, según expresó ayer su secretaria general, Dolores López Gabarro, quien lo achacó a «no haber sabido movilizar» suficientemente al electorado popular. Matizó, no obstante, que la dirección que encabeza Juan Manuel Moreno Bonilla apenas lleva tres meses funcionando por lo que, destacó que para ellos «el partido empieza ahora» y el resultado de los comicios europeos «es nuestro punto de partida». Al igual que lo hizo el domingo Moreno Bonilla, dijo que los resultados de estos comicios «no son extrapolables a ningún otro», sean municipales, estatales o autonómicos. Con todo, la número dos de los populares andaluces dijo que hacen «autocrítica», que reconocen que las medidas «difíciles» puestas en marcha por el Gobierno de Mariano Rajoy han hecho que «un gran número de votantes del PP haya optado por la abstención» porque les ha «costado asumirlas». Y es que los resultados han sido un duro varapalo para el PP andaluz y más si se tiene en cuenta que el PSOE ha ganado en Málaga, ciudad de Moreno Bonilla; Motril (Granada), donde es alcalde el portavoz del PP en el Parlamento, Carlos Rojas; y en Valverde del Camino (Huelva), donde es regidora López Gabarro. No obstante, López Gabarro resaltó que «un 17 por ciento» de los votos recibidos por el PP han procedido de Andalucía, lo que consideró una «innegable aportación», y afirmó que en cuanto la gente note que la «recuperación económica está consolidada», el PP-A podrá «movilizar» mejor a su electorado, que en esta ocasión ha optado por quedarse en casa o por castigar al «bipartidismo». Sobre este último aspecto, la secretaria general tachó de «muy preocupante» el ascenso de los «partidos extremistas» porque, a su juicio, «los extremos nunca son buenos». Triunfalismo. Tras subrayar que el PP ha perdido votos en Andalucía, recordó que el PSOE de la presidenta de la Junta de Andalucía y secretaria general de los socialistas andaluces, Susana Díaz, ha obtenido «los peores» resultados en todos los comicios que se han celebrado y criticó el «triunfalismo» ensalzado el domingo por Díaz al entender que éste sólo puede interpretarse «en clave interna» y en medio de la «guerra» que se va a abrir ahora en el PSOE tras perder las elecciones europeas. «No se entiende cuando su partido se ha descalabrado a nivel nacional y cuando en Andalucía, en 2009, (el expresidente José Antonio) Griñán ya utilizó ese mismo triunfalismo con las europeas y ya sabemos todos dónde está», añadió con ironía la popular, quien incidió en que el PP-A «mantiene la misma distancia que entonces» con el PSOE-A, en que los andaluces no han valorado ni «la gestión» de la presidenta ni la de los alcaldes y alcaldesas en estas elecciones y en que, por tanto, los resultados no son extrapolables. Respecto a si puede haber un adelanto electoral dijo que «no sabría responder porque Díaz está tan sumamente centrada ahora en lo que está ocurriendo en Ferraz» sede del PSOE, donde en el momento de su intervención estaba reunida la Ejecutiva federal del PSOE, que no cree que pueda siquiera en estos momentos «preocuparse de Andalucía» ni plantearse una hipotética convocatoria de elecciones. Con todo, sí que acusó a la socialista de estar pensando sólo en «ascender a nivel nacional», «en cómo consigue dirigir Ferraz» y en la «importante guerra» que se abre ahora en el PSOE, tras haber anunciado el secretario general de la formación, Alfredo Pérez Rubalcaba, que dejará el liderazgo del PSOE tras el congreso convocado para el mes de julio.

  • 1