Local

El PP de Madrid achaca a Arenas su mal resultado

El apoyo sin fisuras del PP-A al liderazgo de Rajoy le costó un golpe bajo. Un consejero de Aguirre aconsejó a los populares andaluces que "empiecen a trabajar ya porque llevan 30 años acomodados en la oposición perdiendo elecciones".

el 15 sep 2009 / 03:26 h.

TAGS:

El apoyo sin fisuras del PP-A al liderazgo de Rajoy le costó un golpe bajo. Un consejero de Aguirre aconsejó a los populares andaluces que "empiecen a trabajar ya porque llevan 30 años acomodados en la oposición perdiendo elecciones". Cascos aconsejó a Arenas que "aprenda de Teófila Martínez y Celia Villalobos".

Desde que estalló la guerra interna en el PP por asumir las riendas del partido tras el próximo congreso de junio, la postura de la dirección andaluza ha sido clara: apoyo absoluto a Mariano Rajoy. Ésa ha sido la posición de Javier Arenas desde que el líder nacional volvió a perder las elecciones y se abrió la pugna por el liderazgo de la formación. El círculo próximo al dirigente del PP-A imita el discurso del cierre de filas con Rajoy. Ayer, el secretario general de los populares andaluces, Antonio Sanz, dejó claro el "respaldo dedidido" desde Andalucía al presidente del Partido Popular, del que destacó que es una "garantía de unidad y de cohesión interna".

Sanz aprovechó para pedir a Esperanza Aguirre que "aclare cuanto antes" si aspirará a mandar en la formación porque, dijo, el partido debe centrarse en las "preocupaciones y los problemas de los ciudadanos". Añadió que los militantes "agradecerían que no se plantee ahora un debate sobre las personas".

La llamada de atención de Sanz no ha sentado nada bien al entorno de la jefa del Ejecutivo madrileño. Un consejero de Aguirre sugirió al PP andaluz que no espere a saber si la presidenta será o no candidata en el próximo congreso para "comenzar a trabajar", porque "lleva 30 años acomodados en la oposición". "Que no les detenga nada. Que empiecen a trabajar, ya que llevan 30 años cómodamente instalados en la oposición, perdiendo elecciones una y otra vez", señaló Juan José Güemes, también secretario de Comunicación del PP de Madrid.

El cargo de Aguirre fue más allá y se dirigió directamente a Sanz: "No ha hecho otra cosa en su vida que perder elecciones. Que empiece a trabajar por España y Andalucía". Y le pidió que "no traiga esa filosofía de vida a la calle Génova -sede del PP nacional-". El secretario general de los populares andaluces no quiso responder a los reproches de Güemes.

Una vez abierta la veda, el ex ministro de Aznar Francisco Álvarez Cascos criticó que Andalucía es "una de las comunidades donde el partido tiene más problemas" y aseguró que el PP-A "debe aprender de Teófila Martínez y Celia Villalobos y hacer mucha más labor en los pueblos". Cascos arremetió contra el papel de los barones en la guerra interna y dijo que la formación "tiene que seguir siendo un partido de bases, no un club de notables". A los que han perdido las elecciones, les aconsejó que "corrijan las causas de los malos resultados".

  • 1