Local

El PP denuncia que sólo el 31% de lo previsto en 2008 se ha ejecutado

El PP-A no apoyará los Presupuestos andaluces para 2009 porque, a juicio del líder del partido, Javier Arenas, son "continuistas, conservadores y suponen más impuestos y deuda". "Están hechos cuando se negaba de plano la crisis", añadió. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 17:32 h.

TAGS:

El PP-A no apoyará los Presupuestos andaluces para 2009 porque, a juicio del líder del partido, Javier Arenas, son "continuistas, conservadores y suponen más impuestos y deuda". "Están hechos cuando se negaba de plano la crisis", añadió. Esgrimió otro argumento para rechazar las cuentas del año que viene: según sus cálculos, a 31 de diciembre de este año sólo se había ejecutado el 31,21% de las inversiones previstas en el Presupuesto anterior. Por eso aseguró que en Andalucía hay una "dictadura presupuestaria", porque, dijo, "lo presupuestado nada tiene que ver con lo que al final se ejecuta".

Los populares exigirán un debate parlamentario en el que pedirán explicaciones al Gobierno de Manuel Chaves sobre "el dinero que se ha dejado de invertir" en la comunidad. Arenas tildó de "ridículo" el cumplimiento de la inversión y desgranó algunas partidas: la Consejería de Empleo -ejecutado el 19,74%-, la de Justicia y Administración -un 23,83%-, Igualdad -21,09%- o la Agencia Andaluza del Agua, un 12,03%. Al contrario, explicó que las "grandes beneficiadas" han sido las empresas públicas de la Junta, el "entramado burocrático de Chaves", como la RTVA o la Agencia Andaluza de Promoción Exterior, ambas con un grado de ejecución a final de septiembre del 75% de lo presupuestado.

Frente a los "engaños" del Gobierno socialista, el dirigente popular repitió sus recetas contra la crisis: auteridad en el gasto público, bajada de impuestos que ayude a las familias, las pymes y los autónomos, y una reforma profunda de la administración.

Una vieja polémica. Según Arenas, la austeridad en época de vacas flacas pasa por "congelar" las obras de restauración del Palacio de San Telmo, sede de la Presidencia de la Junta, porque en una coyuntura como la actual ese gasto es un "escándalo". Detalló que desde 2005 hasta este año el coste de la remodelación ha ascendido a 52 millones de euros, aunque el dato del Gobierno andaluz es de 41 millones. Quedan pendientes de ejecutar otros 17 millones, que el PP quiere inmovilizar. Aunque no hizo referencia expresa, en el discurso de Arenas se ve la intención de vincular las obras de la emblemática construcción -declarada Bien de Interés Cultural- al beneficio del presidente de la Junta.

El líder del PP-A, que garantizó que si llega a ser presidente se quedará en la Casa Rosa -sede provisional del Ejecutivo autonómico-, retoma así una vieja polémica, la de la residencia de Chaves. En 1994, en época de la pinza, el PP forzó que Chaves abandonara su domicilio oficial, la Casa Sundheim, un palacete neoclásico que hoy es sede de la Consejería de Medio Ambiente, para que el edificio estuviera "al servicio" de todos los andaluces. Ahora le reclama que "dé ejemplo" de ahorro a los ciudadanos y paralice la rehabilitación del palacio.

Arenas, que presidió ayer una reunión económica de su partido, propuso la creación de una comisión de expertos independientes en el Parlamento para controlar las ayudas públicas a las empresas y otra comisión permanente que vigile las medidas excepcionales adoptadas por la Junta para rebajar los efectos de la crisis. "Hay que vigilar que las ayudas no terminen siendo para los amigos de Chaves y los afines del PSOE", concluyó.

  • 1