lunes, 18 marzo 2019
20:19
, última actualización
Local

El PP desvía el dinero del nuevo puente a obras como la de la basílica Macarena

Con el concurso de ideas, el proyecto del nuevo puente para tráfico rodado en la Cartuja, junto a la torre Pelli, se retrasa y los 185.000 euros asignados se destinan a obras en calles y plazas

el 25 jul 2014 / 10:30 h.

TAGS:

Complejo de la torre Pelli en Sevilla «En ningún caso supone el abandono de las actuaciones previstas». «La reprogramación simplemente consiste en adaptar los créditos presupuestarios a la capacidad real de ejecución». Con frases como éstas argumenta el Gobierno de Juan Ignacio Zoido que en el Pleno de hoy vaya a retirar el dinero previsto para el puente de Cartuja, la demolición de los viejos pisos de Los Pajaritos o el Monasterio de San Jerónimo porque no le da tiempo de gastarlo en lo que queda de año. El ejecutivo local llevará al Pleno una modificación presupuestaria que pospone la inversión para el Puente de la Cartuja, junto a la torre Pelli, a 2015. En concreto, 185.000 euros para el inicio de la redacción del proyecto. Hay que tener en cuenta que en la convocatoria del concurso de ideas para este nuevo puente para tráfico rodado ya se explica que las obras no verán la luz hasta 2017 o 2018. Los plazos del concurso demuestran que este mandato se agotará sin tener ni siquiera un anteproyecto y hará falta al menos medio mandato más para que la obra empiece a tomar forma. El gobierno local ha fijado un plazo máximo de dos años desde que se falle el concurso internacional de ideas –que se puede prolongar desde su publicación más de ocho meses– para contar con el proyecto definitivo. Sin embargo, el Ayuntamiento insiste en que es un proyecto «prioritario», pese a no contar ni siquiera con el visto bueno de la Junta, de la que depende el cambio en el PGOU. Así, la Gerencia de Urbanismo pospone a 2015 cualquier gasto correspondiente al nuevo puente de la Cartuja, así como también retira 150.000 euros de la ayuda a la rehabilitación de vivienda y a la instalación de ascensores y otros 100.000 de excedentes de proyectos como la demolición de los viejos pisos en Los Pajaritos (que se adjudicará en breve), la finalización del centro cívico en el Monasterio de San Jerónimo, obras de urgencia en la Fábrica de Artillería (pendiente de licitarse), la rehabilitación en el patio secadera de la Hacienda Miraflores y la sustitución de cubiertas en las naves de Alumbrado Público (ambos proyectos en licitación). Con estos 435.000 euros, el equipo de Zoido pretende realizar obras en calles y plazas –Plan Sevilla Soluciona–  y acometer, por ejemplo, el proyecto de peatonalización del espacio ante la basílica de la Macarena –Sevilla Emplea–. Éste último plan pretende mejorar espacios de interés turístico y monumental, si bien la peatonalización en la basílica lleva dos años de retraso. El portavoz adjunto del PSOE, Antonio Muñoz, aseguró que esta modificación presupuestaria que se lleva hoy al Pleno demuestra la «improvisación continua y el parcheo». «El Gobierno anuncia prioridades y luego le quitan el presupuesto, cayendo en contradicciones. Su intención es vender los proyectos varias veces, es puro marketing», criticó tras informar de que el PP podría introducir en el Pleno por vía de urgencia –tras dos intentos fallidos en el Consejo de la Gerencia– la aprobación del cambio del convenio con Puerto Triana para reurbanizar la zona y fomalizar el puente, que en el convenio de 2005 era peatonal. Dicha adenda tuvo un informe negativo del secretario de la Gerencia.

  • 1