lunes, 18 febrero 2019
18:02
, última actualización
Local

El PP excusa su desmarque del tijeretazo local en que era "cortito"

Plantea ahora que el recorte salarial afecte a todos los cargos y a la Junta.

el 07 jun 2010 / 20:47 h.

TAGS:

El secretario general del PP, Antonio Sanz, ayer en rueda de prensa.

El PP se afanó ayer en armar una justificación posible a su desmarque del acuerdo de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias para que ningún alcalde cobre a partir de las elecciones de 2011 más que el presidente de la Junta (ahora 68.981 euros anuales). Los populares, que hace un año habían sido los primeros en pedir exactamente lo mismo, fueron los únicos que se abstuvieron el pasado jueves de la votación en la FAMP. Desde la dirección regional admiten que el asunto "no se ha gestionado bien". El PP no calculó el efecto de su postura y lleva tres días tratando de excusarse, arremetiendo contra los socialistas. Ayer el secretario general del partido, Antonio Sanz, quiso zanjar la polémica -"falsa", para el PP- y alegó que no dieron el sí al acuerdo porque era "cortito".


Sanz esgrimió los siguientes argumentos: dijo que la propuesta que fija unos topes salariales mínimos y máximos es "precipitada" y que a su partido le cogió por sorpresa, sin tiempo de reaccionar. El presidente de la FAMP, Francisco Toscano, dejó claro, en declaraciones a Europa Press, que los populares conocían desde hace tiempo el contenido de la resolución y el PSOE lo corroboró. "Yo mismo entregué hace dos semanas en mi despacho del Parlamento a Antonio Sanz esta propuesta. Si dice que su partido no la conocía, está mintiendo", aseguró el vicesecretario general de los socialistas, Rafael Velasco. Según él, fue el PP el que pidió que la nueva regulación salarial se empezara a aplicar después de las municipales de 2011, como así se ha aprobado. Velasco está convencido de que la dirección popular "no tiene lo que hay que tener" para pedirle a algunos de sus alcaldes que se bajen el sueldo. Cuatro regidores de grandes capitales gobernadas por el PP -Huelva, Málaga, Almería y Cádiz- cobran más que el presidente Griñán.


cumplimiento a medias. Sanz aclaró que sí acatarán la primera parte de la resolución de la FAMP, esto es, el tijeretazo inmediato en las nóminas municipales de entre un 0,56% y un 15% para cumplir con el plan de austeridad estatal. Ahí también han cambiado su postura porque hasta ahora defendían que ya se habían acogido a la rebaja de entre un 5 y un 15% pactada en la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). Pero el PP no está de acuerdo con las horquillas que la FAMP recomienda a partir del año que viene. Quiere reunirse otra vez con el PSOE para plantearle una propuesta "más amplia" que incluya "a todos" los cargos locales -asesores de las diputaciones, concejales y directivos de las empresas públicas-, algo que ya está recogido en el documento del jueves. Toscano dijo que si la propuesta es "razonable" se podría estudiar en la próxima reunión de la federación.


La FAMP estableció cuatro tramos salariales, de manera que un alcalde de más de 500.000 habitantes y un presidente de Diputación ganen igual que un consejero (68.639 euros). El PP pretende que tengan esa nómina también los regidores de más de 100.000 habitantes, a los que la FAMP incluye en un escalón inferior, con sueldos equivalentes al de un viceconsejero (64.092 euros). Sanz cree que el PSOE busca una "cacería" entre los regidores populares, que mandan en las grandes capitales. Propone, además, que un alcalde de un municipio de 100 habitantes no gane lo mismo que otro de 20.000. Ambos percibirán lo mismo que un delegado provincial de la Junta: 45.432 euros.


Los populares defienden que el acuerdo que respaldaron PSOE, IU y PA está "cojo" y que ellos van más allá al pedir que también se aprieten el cinturón los altos cargos de las empresas públicas de la Junta. "En Canal Sur hay 18 directivos que cobran más que Griñán. Valiente timo decir que el PP no quiere bajar el sueldo a sus alcaldes", sentenció. Para el coordinador de IU, Diego Valderas, el líder del PP, Javier Arenas, es un "farsante" y no tiene "autoridad" sobre sus regidores.

  • 1