Local

El PP extiende a Andalucía la alarma sobre la ruina de las arcas públicas

La estrategia popular de crear incertidumbre sobre las cuentas económicas tiene eco en la prensa internacional y en las agencias de evaluación.

el 06 jun 2011 / 21:29 h.

TAGS:

El 22-M no hubo elecciones autonómicas en Andalucía y por tanto no ha cambiado el Gobierno autonómico. Pero al hilo de las denuncias del PP castellano-manchego sobre la supuesta "bancarrota" en la que los socialistas han dejado a la región, tras 30 años en el poder, los populares andaluces no han dudado en extender las sombras de sospecha sobre la comunidad.

En una estrategia que en Castilla-La Mancha ha roto las reuniones para el traspaso de poder, el secretario general del PP andaluz, Antonio Sanz, no dudó ayer en ampliar la alerta roja a una comunidad en la que, salvo adelanto electoral, aún quedan diez meses de legislatura. La táctica popular de generar incertidumbre sobre la situación de la economía ha traspasado ya las fronteras nacionales y dado pie a nuevos avisos de agencias de evaluación como Moody's .

Sanz situó a la Hacienda pública andaluza "en la UCI", denunció que a la Junta es "incapaz" de gestionar el gasto público y "se le ha ido de las manos" la economía y que en los últimos años se ha triplicado el endeudamiento, "lo que unido al déficit provoca el caos económico".

Cuestionó qué va a ocurrir en los próximos meses y si la situación económica que el próximo gobierno encontrará va a ser similar a la de Cataluña o a la de Castilla-La Mancha. En esa comunidad, que a partir del día 16 gobernará la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, los populares han acusado a los socialistas de "ocultar datos" sobre la deuda "real" -que cifran en 6.758 millones (19,2% del PIB regional)-, incluso destruyendo documentos, y denuncian que el presidente saliente, José María Barreda, despilfarra y esconde facturas sin pagar en los cajones.

La denuncia ha traspasado las fronteras nacionales y hasta el Financial Times se ha hecho eco de las críticas populares que presentan a Castilla-La Mancha como la "Grecia de las regiones españolas". Mientras, Moody's volvió a insistir ayer en la necesidad de que el Ejecutivo español ponga límite al gasto de las comunidades -una idea que el Gobierno ya desterró- y cuestionó que las autonomías sean capaces de terminar el año con un déficit inferior al 1,3% del PIB.

Pese a las llamadas a la lealtad institucional y el rechazo al alarmismo no solo del PSOE y el Gobierno central sino de IU o los sindicatos, la estrategia popular no se queda en Castilla-La Mancha sino que el PP de Asturias ya ha lanzado el mensaje de que existen "muchos indicios" de que encuentren unas arcas en quiebra si logran pactar con el partido de Francisco Álvarez Cascos para relevar al PSOE.

En el caso de Andalucía, Sanz habló ayer de "descontrol" en las cuentas públicas fruto de un gobierno "agónico". También en el ámbito municipal, el alcalde electo de Jaén, Enrique Fernández de Moya, ya ha anunciado que tendrá que pedir un crédito para pagar las nóminas, y el de Vélez-Málaga, Francisco Delgado, ha acusado al anterior regidor de ocultar 17 millones de deuda.

Desde el PSOE-A, la presidenta, Rosa Torres, acusó a los populares de que "con la excusa de la crisis" empiezan a desvelar sus políticas "que hasta ahora no decían, como suprimir empresas públicas o que tendremos el Estado de Bienestar que podamos".

  • 1