Local

El PP fracasa en su rebelión contra la subida del IVA en julio

Para Rajoy es el "pecado que pagamos por el gasto desenfrenado del Gobierno".

el 16 mar 2010 / 20:58 h.

TAGS:

Antonio Sanz, Santiago Herrero, Javier Arenas, Francisco Herrero y Mariano Rajoy, ayer en el almuerzo en Sevilla.

El Pleno del Congreso rechazó ayer por la tarde la moción del Partido Popular en la que instaba al Gobierno a anular la subida del IVA prevista a partir del 1 de julio. De los 347 diputados presentes, 170 votaron a favor de dejar sin efecto la subida y otros 176 se pronunciaron en contra. Se registró una abstención, por error.

La iniciativa del PP fue respaldada por CiU, ERC, IU-ICV y parte del grupo Mixto, pero la suma de sus votos no fue suficiente para doblegar la mayoría formada por el PSOE, el PNV y CC, los tres grupos que sacaron adelante los Presupuestos Generales del presente año y donde se contempla la subida del IVA para el segundo semestre.

Concretamente, los Presupuestos Generales del Estado para 2010 incluyen el incremento a partir de julio de un punto porcentual para el IVA reducido, que subirá del 7 al 8%, y de dos puntos para el general, que pasará a ser del 18%.
Horas antes de la votación, el presidente del PP, Mariano Rajoy, insistió al Gobierno en que la propuesta de frenar la subida de este impuesto tenía carácter "urgente", y que el aumento del IVA sería "el pecado y la penitencia que pagaremos por gasto desenfrenado", y recordó que el "pecador carece de propósito de enmienda". Durante una conferencia en Sevilla, el líder popular desglosó sus claves para salir de la actual crisis económica, y recordó que una subida del IVA significa directamente "subir los precios", cuando lo que demanda el mercado es justamente lo contrario para activar de nuevo el consumo entre los españoles. En la defensa de la proposición, el portavoz del PP Cristóbal Montoro afirmó que la subida del IVA es la manifestación más clara del fracaso de la política económica del Gobierno y reiteró "el no más rotundo y más firme" de su grupo al incremento del IVA, "por perjudicar a la recuperación y ser ineficaz y profundamente injusto". Asimismo, aseguró que "hay suficiente experiencia en España" para saber que es bajando los impuestos "como se llenan las arcas del Estado" y aseguró que la opinión pública está "claramente en contra" de esta incremento.

"Es la oportunidad de acercar la voz a los diputados a la calle", incidió Montoro, quien estimó que los españoles pagarán 250 euros más con el incremento. También recordó que el Gobierno vetó en el tramite de los presupuestos las enmiendas de la oposición que rechazaban el incremento de dos puntos del tipo general del IVA, al 18%, y de un punto en el reducido, al 8%. "Esto no es cuestión de izquierdas ni derechas, es cuestión de apostar el futuro y recuperar la confianza", señaló.

Igualmente, el portavoz económico de CiU, Josep Sánchez Llibre, recordó que su "oposición radical" a la subida del IVA es válida hasta que no se produzca una "recuperación real" de la economía, y pidió que se produzca una suspensión de dicha medida. Asimismo, y ante las pretensiones del PP de recuperar el debate, dio por "totalmente debatida" en el Congreso esta cuestión y aseguró que a partir de ahora será "responsabilidad" del Ejecutivo.

Apoyo nacionalista. En sentido contrario se manifestó el diputado del PNV, Pedro Azpiazu, quien reprochó al PP que presente medidas para deteriorar y "desestabilizar" una situación, ya de por sí complicada, con "rebeliones de salón", pidiendo un recorte de gasto incompatible con la recuperación. "No se puede soplar y sorber a la vez", señaló el diputado vasco, quien advirtió de los riesgos que afronta la economía española hace imposible prescindir de la subida del IVA a riesgo de que Bruselas "pase factura". Por último, recordó que el PNV "siempre cumple sus acuerdos", como en el caso del apoyo que prestaron a los PGE. Por último, el socialista, Francisco Fernández Marugán, apunto en tono irónico que Montoro "acaba de descubrir el IVA" y presente la "añagaza" de pedir una bajada de impuestos en un "momento difícil".

  • 1