Local

El PP fuerza a Ramírez a dejar 'in extremis' la dirección malagueña

Arenas ha forzado a Joaquín Ramírez a dar un paso atrás en su intención de optar a la reelección de la presidencia del partido en Málaga. La dirección del PP-A le comunicó su decisión 48 horas antes de que expirara el plazo de presentación de candidaturas. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 16:20 h.

TAGS:

Arenas ha forzado a Joaquín Ramírez a dar un paso atrás en su intención de optar a la reelección de la presidencia del partido en Málaga. La dirección del PP-A le comunicó su decisión 48 horas antes de que expirara el plazo de presentación de candidaturas. Elías Bendodo, actual secretario provincial y concejal en la capital, es el relevo continuista.

Joaquín Ramírez ha dado a Javier Arenas los mismos quebraderos de cabeza que alegrías. Es uno de los presidentes provinciales que desde hace años se ha mantenido en el puesto contra todo pronóstico. Sus sonados enfrentamientos con el alcalde malagueño, Francisco de la Torre, Celia Villalobos -que ha podido desde Madrid secundar el cese- y buena parte del partido en esta provincia le han colocado en todas las quinielas para abandonar el cargo. Pero su mandato está avalado por unos magníficos resultados electorales en Málaga, sobre todo en las autonómicas y generales del 9 de marzo. Fue Antonio Sanz, número dos del PP-A, quien el sábado comunicó personalmente a Ramírez la decisión del partido. Lo hizo en el último momento, ya que el plazo para presentar candidaturas expiró ayer. Elías Bendodo, hasta ahora secretario provincial y concejal en el ayuntamiento de la capital, es el relevo continuista que ha elegido la cúpula popular.

El presidente del PP de Málaga, que seguirá de senador, alegó ayer "motivos personales" para hablar de un "cambio de etapa" en el que "nada ha influido", dijo, la dirección regional. Sin embargo, los hechos demuestran que su voluntad no era retirarse. La dirección permitió que Ramírez compareciera públicamente para anunciar su intención de continuar en el puesto. Aunque no recibió el apoyo expreso de Arenas, tampoco encontró ninguna traba, por eso sorprende esta maniobra del PP-A. El hecho de que se haya orquestado in extremis asegura la ausencia de posibles listas críticas del entorno de De la Torre. Bendodo, además de tener el respaldo de la ejecutiva popular, es un político joven de la total confianza de Ramírez. Ayer éste le entregó simbólicamente los 1.650 avales recogidos -sólo hacían falta 75-.

Planes de futuro. Ramírez aseguró que "siempre, y ahora especialmente", se ha sentido respaldado por el líder del PP-A, pero lo cierto es que Arenas no lo incluyó en las listas al Parlamento andaluz el 9-M a pesar de que prefiere rodearse en la Cámara de todos los presidentes provinciales.

El presidente popular elogió el paso atrás del malagueño, "un dirigente político extraordinario" y destacó que su etapa al frente del PP de Málaga "ha sido la más fructífera de la historia y ha convertido al PP en un partido ganador". Arenas le ha encargado que prepare ocho planes de futuro para las capitales andaluzas de cara a las municipales de 2011. Al otro presidente provincial que no repetirá, Pedro Rodríguez en Huelva -con el que tiene una excelente relación-, le encomendó el Comité de Estrategias.

Bendodo, por su parte, explicó que accedió a este nuevo reto "por lealtad" pero no desveló si continuará con sus responsabilidades municipales. Fue nombrado número dos del PP malagueño en julio del año pasado cuando dejó el puesto el alcalde de Vélez-Málaga, Francisco Delgado. Hoy es portavoz adjunto del grupo popular en el ayuntamiento de la capital y concejal de Turismo y Deportes. El pasado junio sumó el área de Juventud.

  • 1