Local

El PP gana las europeas pero la crisis no hunde a los socialistas

El PP ganó anoche las elecciones al Parlamento Europeo, el PSOE sufrió una dulce derrota, UPyD logró por primera vez representación europea y la abstención volvió a ser la protagonista de una jornada marcada por la tranquilidad. Como en el resto de la UE, hubo voto de castigo por la crisis y... en España además por el paro.

el 16 sep 2009 / 03:57 h.

TAGS:

El PP ganó anoche las elecciones al Parlamento Europeo, el PSOE sufrió una dulce derrota, UPyD logró por primera vez representación europea y la abstención volvió a ser la protagonista de una jornada marcada por la tranquilidad. Como en el resto de la UE, hubo voto de castigo por la crisis y... en España además por el paro.

"Una nueva mayoría ha votado cambio", gritaba anoche el líder del PP, Mariano Rajoy, desde el balcón de la calle Génova -sede nacional de su partido- nada más conocer los resultados oficiales. Con la segunda abstención más alta de la historia de la democracia española (53,99%), el PP vencía al PSOE en las elecciones europeas con el 42% de los votos (6.610.702) y 23 escaños de los 50 que corresponden a España en el Parlamento Europeo.

Cuando las grandes (y también las pequeñas) cifras económicas eran cada día más negativas y la debilidad del Ejecutivo en el Congreso de los Diputados más patente, los populares ya habían planteado estos comocios del 7-J como un plebiscito sobre el Gobierno y su presidente, José Luis Rodríguez Zapatero. Por eso, el cabeza de lista del PP, Jaime Mayor Oreja, interpretó la victoria como un mensaje de renovación y un mandato de Gobierno para su partido. No en vano las militantes populares concentrados anoche en Génova comenzaron a corear "¡Dimisión, dimisión!" a Zapatero.

Mientras tanto, los socialistas, -que lograron 6.029.602 de votos, el 38,51% del total, y 21 escaños- rechazaron que estos resultados se pudieron extrapolar al ámbito nacional e intentaron restarles importancia. Los más de cuatro millones de parados pasó finalmente factura al PSOE y al Gobierno, aunque, según las propias palabras de sus principales dirigentes, menos de la esperada. El voto de castigo por la crisis económica que azota el país desde hace meses pesó más que los casos de corrupción -Gürtel y espías de Madrid- que han salpicado a los dirigentes populares.

La dirección federal del PSOE se mostró moderadamente satisfecha y consideró que había conseguido "salvar los muebles" en unos comicios que, según los augurios de la mayor parte de las encuestas, iban a suponer un tremendo batacazo para los socialistas, vaticinio que sí se hizo realidad en el resto de los países miembros de la Unión Europea.

Además de PP y PSOE; también obtuvieron representación en Europa Coalición por Europa, que engloba a los partidos nacionalistas de centroderecha, dos diputados; la coalición de Izquierda IU-ICV, dos escaños; el nuevo partido de centro y anti-nacionalista Unión, Progreso y Democracia (UPyD) de Rosa Díez, un diputado; al igual que la Europa de los Pueblos-Verdes, formada por los nacionalistas de izquierda.

Para Rosa Díez, los datos evidencian que en España hay una fuerza política llamada a ser alternativa al PP y al PSOE ya que en su segunda gran cita electoral tras las elecciones generales vuelve a conseguir representación electoral. Quien no consigue finalmente ningún escaño en Europa es la lista del dramaturgo Alfonso Sastre; Iniciativa Internacionalista, pese a obtener 175.894. Batasuña logró un escaño en sus últimas tres participaciones electorales. Sobre este respecto, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, cree que los resultados obtenidos por la candidatura ponen de manifiesto que detrás "estaban quienes estaban", en alusión al entorno de Batasuna.

Como en España también en el resto de los países miembros hubo voto de castigo para los grandes gobiernos y victoria para los partidos de centro derecha. Los ganadores de la jornada fueron Nicolas Sarkozy en Francia, Angela Merkel en Alemania y, sobre todo, Silvio Berlusconi en Italia.

  • 1