viernes, 22 marzo 2019
14:55
, última actualización
Local

El PP impone una comisión 'expres' y deja en el aire las comparecencias

La comisión de investigación por el espionaje en Madrid durará sólo seis días y aún no se sabe quién ni cuándo comparecerá. Ayer quedó constituida y el Gobierno de la nación se apresuró a decir que el arranque no ha sido el más "adecuado".

el 15 sep 2009 / 22:15 h.

TAGS:

La comisión de investigación por el espionaje en Madrid durará sólo seis días y aún no se sabe quién ni cuándo comparecerá. Ayer quedó constituida y el Gobierno de la nación se apresuró a decir que el arranque no ha sido el más "adecuado".

La Comisión de Investigación sobre la supuesta trama de espionaje se constituyó ayer en la Asamblea madrileña bajo la presidencia del diputado del PP Benjamín Martín, aunque la flexibilidad de los plazos acordados dejó en el aire cuándo empezarán las comparecencias.

A propuesta del presidente de la comisión, los grupos parlamentarios tienen hasta el miércoles 11 de febrero a las 12.00 horas para presentar sus peticiones de datos, informes y documentos al Gobierno regional y hasta cinco días después de recibir "toda" la documentación que soliciten no terminará el plazo para registrar sus solicitudes de comparecencia. El PSOE e IU han registrado ya sus respectivas listas de comparecientes, en total 56, pero el PP no lo ha hecho ni ha dicho cuándo lo hará, lo que significa que el inicio de las comparecencias dependerá del tiempo que tarde el Gobierno regional en enviar la información que le pidan y del uso que haga el PP de los plazos.

La comisión funcionará con carácter prorrogable hasta el 28 de febrero, todos los lunes y miércoles, en sesiones de mañana y tarde, y los viernes por la mañana, si bien ha quedado excluida por el momento la última semana de febrero por ser inhábil en la actividad parlamentaria. En total, la Asamblea investigará en seis días qué ha pasado en Madrid.

Todas estas cuestiones formales provocaron una discusión tras otra entre el PP y la oposición en la sesión constitutiva de la comisión, que está formada por cinco representantes del PP, tres del PSOE y uno de IU, y en la que fue elegida la parlamentaria del PSOE Encarnación Moya como vicepresidenta y la popular Gádor Ongil como secretaria. Tanto la portavoz del PSOE, Maru Menéndez, como la de IU, Inés Sabanés, consideraron "materialmente imposible" desarrollar la investigación si no se prorroga su plazo de funcionamiento, al igual que el secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM), Tomás Gómez, que acudió a la Asamblea a presenciar la sesión, con el consiguiente enfado de los populares.

Maru Menéndez advirtió de que "si no se flexibilizan los tiempos, estaríamos ante una comisión tapadera", a lo que el portavoz del PP, David Pérez, replicó que su grupo no tiene ningún problema en prorrogar la comisión y que su "voluntad es que no haya problemas de tiempos".

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, opinó ayer que la comisión no ha empezado con las formas "más adecuadas" y subrayó que lo fundamental es que el PP se explique "cuanto antes" porque los ciudadanos "lo están esperando".

  • 1