Local

El PP intenta cerrar fisuras y asegura que San Gil avala su hoja de ruta

El PP, consciente de que el desacuerdo con María San Gil ha sido el colmo de la crisis del partido, intentó ayer dar carpetazo a la última polémica y aseguró que la líder de los populares vascos comparte "al 100%" la hoja de ruta propuesta en la ponencia.

el 15 sep 2009 / 04:45 h.

TAGS:

El PP, consciente de que el desacuerdo con María San Gil ha sido el colmo de la crisis del partido, intentó ayer dar carpetazo a la última polémica y aseguró que la líder de los populares vascos comparte "al 100%" la hoja de ruta propuesta en la ponencia política presentada.

El lunes, María San Gil abandonó la redacción de la ponencia por "discrepancias" en lo relativo a los nacionalismos. Las muestras de apoyo que siguieron a su renuncia continuaron sucediéndose ayer mientras, desde el partido, intentaban cerrar la herida asegurando que en realidad ella está de acuerdo con el texto de la ponencia política.

En la presentación del documento, a la que San Gil no acudió, el presidente del PP en Canarias, José Manuel Soria, y la senadora de Gerona Alicia Sánchez Camacho coincidieron en recalcar que la ponencia política que se debatirá en el XVI Congreso Nacional del partido ha sido "consensuada por todos" sus miembros y que, por lo tanto, la presidenta del PP vasco, María San Gil, "comparte al 100%" el texto.

En una multitudinaria rueda de prensa en la sede nacional del PP, Soria y Sánchez Camacho no aclararon las razones por las que San Gil no firmó la ponencia y se limitaron a señalar que era ella la que debía responder por qué ha tomado esa "decisión personal", que dijeron "respetar profundamente".

En cualquier caso, lo cierto es que la líder popular vasca no suscribió y que, por otro lado, el PP ha decidido suspender el acto político previsto para mañana en Vitoria en el que iban a participar el presidente del PP, Mariano Rajoy, y María San Gil. Preguntado por el tema, Rajoy se limitó a decir que está "bien y con responsabilidad" y recomendó no hablar mucho sobre la polémica para "no meterse en líos".

En esta coyuntura, la parte más llamativa de la ponencia es aquella en la que el PP arremete contra el nacionalismo: "El PNV condena el terrorismo pero, al mismo tiempo, todos sus actos desmienten sus palabras. Su actitud en relación a la lucha antiterrorista es siempre obstruccionista. No se puede decir que el PNV es partidario del terrorismo de ETA, pero sí podemos afirmar que no colabora en su derrota".

Así de claro lo tiene el PP, que además acusa al partido del lehendakari Ibarretxe de contagiar al resto de nacionalismos que hay en España.

Pese a que Rajoy llamó a la calma, las aguas no se serenaron tampoco ayer en lo más profundo del PP. Esta vez tocó el turno al portavoz en el Parlamento Europeo. Jaime Mayor Oreja echó más leña al fuego al defender que San Gil nunca mentiría, y que si abandonó la ponencia fue porque "había una idea de modificar sustancialmente su posición".

Pero el eurodiputado aprovechó además la ocasión para meter el dedo en la llaga. Reiteró que el PP no está "enfocando bien" el "auténtico debate" sobre la situación política en España, que se está "contagiando" del proyecto político de Zapatero, que según él, está equivocado. Reivindicó unos principios que el PP está perdiendo y le están arrastrando hacia la "segunda Transición".

  • 1