martes, 13 noviembre 2018
05:22
, última actualización
Local

El PP justifica los presupuestos por la "losa de la deuda heredada"

El Gobierno saca facturas por valor de 3,6 millones un día antes de someter a debate las cuentas.

el 29 dic 2011 / 22:19 h.

TAGS:

El Gobierno y la oposición se tomaron ayer el Pleno como la previa idónea de cara a la aprobación de los presupuestos municipales de 2012, que se debatirán hoy en una nueva sesión plenaria. Cada uno esgrimió su discurso: mientras el PSOE hizo uso del proyecto de las cuentas para demostrar la subida de las ordenanzas fiscales, el equipo de Gobierno de Juan Ignacio Zoido "sacó del cajón" otra remesa de facturas valoradas en 3,6 millones de euros "del anterior Gobierno" para insistir en el mensaje de que "la deuda heredada" le condiciona para la confección de sus presupuestos.

Esa justificación llegó de boca del portavoz del PP, Juan Bueno, que esperó a que se aprobaran los reconocimientos de créditos llevados a Pleno para recordar que "el 95% de los puntos del orden del día se han dedicado a saldar deudas anteriores", la mayoría de ellas de 2010, aunque citara una de hace 10 años de 3.290 euros. Bueno ahondó en sus críticas a un Gobierno PSOE-IU que calificó de "irresponsable" y que, a su juicio, ha colocado "losas" sobre los presupuestos del próximo año.

Esa crítica encendió a los socios del anterior mandato. El portavoz del PSOE, Juan Espadas, le recriminó al PP que esté anclado en el pasado y que seis meses después de su toma de posesión "no haya presentado aún ni una iniciativa" y viva "de las rentas" de proyectos estratégicos del anterior mandato, entre los que citó el Metropol Parasol. "No hay Gobierno que no presente un solo reconocimiento de crédito", insistió Espadas, que paso -explicó- cuando llegó a la Alcaldía Alfredo Sánchez Monteseirín en sustitución de Soledad Becerril.

A esa tesis se enroló antes el portavoz de IU, Antonio Rodrigo Torrijos, que echó en falta "reconocimientos" a la gestión anterior como la política de viviendas o la red de carriles bici. Así, Torrijos, que portaba el letrero Por una ley electoral justa y democrática, recriminó al PP que use "la bronca" por "no saber gestionar una patata caliente llamada Sevilla".

Antes de ese rifirrafe, el Pleno aprobó, con el rechazo de PSOE e IU, las ordenanzas fiscales para 2012, que ya contemplaban una subida del impuesto de basuras o la zona azul, así como una bajada del sello del coche y la congelación del IBI. Sólo faltaba atender las alegaciones. De la veintena presentada, la delegada de Hacienda, Asunción Fley, aceptó sólo una presentada por el PSOE: la de fijar que la tasa por prestación de servicios urbanísticos se tarifique al 0,1% cuando las licencias de obras se saquen por segunda vez al no haber recibido en el momento pertinente las subvenciones de las administración.

Pese a ello, las criticas por las ordenanzas no cesaron. Mientras Fley mantenía el discurso de que algunas subirán y otras bajarán debido a que "no se conoce la situación real económica del Consistorio", el edil del PSOE Antonio Muñoz se agarraba al proyecto de presupuestos para indicar que el Ayuntamiento percibirá 18 millones más en concepto de impuestos municipales. "La vida de los ciudadanos va a salir más cara, porque la bajada de impuestos no es real", indicó Muñoz, que lamentó que no se haya cumplido con la promesa realizada por el actual alcalde. Torrijos, en cambio, hasta admitió que había colado una alegación trampa -su propuesta de reducción del IBI-, que es "calcada a la que hacía el PP cuando estaba en la oposición" para demostrar cómo se cambia de criterio "cuando se está en el Gobierno".

Pese a estos debates, el Pleno reservó fuerzas para este viernes, cuando se afronte un proyecto de presupuestos "riguroso" para el Ayuntamiento, pero que ya ha sido cuestionado por el Consejo Económico y Social de Sevilla (CESS), el interventor municipal y los dos partidos de la oposición.

  • 1