Local

El PP lleva a los tribunales su 'teoría de la persecución'

El PP ha cumplido sus amenazas y ha llevado su teoría de la persecución a los tribunales. Ricardo Costa anunció ayer que el partido ya ha denunciado "la persecución política" de la que se ha sentido víctima "desde las más altas instancias del Estado".
>> Aguirre retrocede en su acusación a Rubalcaba

el 16 sep 2009 / 08:00 h.

TAGS:

El PP ha cumplido sus amenazas y ha llevado su teoría de la persecución a los tribunales. Ricardo Costa anunció ayer que el partido ya ha denunciado "la persecución política" de la que se ha sentido víctima "desde las más altas instancias del Estado".

El secretario general de los populares valencianos, quien fue imputado junto con el presidente regional, Francisco Camps, y otros ex altos cargos del Gobierno valenciano por su relación con alguna de las empresas del caso Gürtel, dijo respaldar todas las declaraciones realizadas por la dirección nacional de su partido sobre la existencia de escuchas ilegales a miembros del PP.

Costa informó de que la denuncia se presentó ante el Juzgado Decano de Madrid a finales del pasado mes de julio y aún no ha sido admitida a trámite. Además, sostuvo haberse sentido víctima de una "persecución silenciosa y propagandística, en donde se instrumentalizan los mecanismos del Estado y los medios de comunicación".

En este sentido, recordó que se han hecho públicas partes del sumario que le afectaban a él, "con premeditación, alevosía, marcando los tiempos y a un determinado grupo de comunicación" con el objetivo de "perjudicar" su imagen y la del partido al que representa.

Estas filtraciones, sostuvo, sólo las ha podido hacer un "funcionario público" que tiene que "custodiar" información que está "bajo secreto de sumario" y que ha sido "utilizado" para que se filtraran a los medios de comunicación algo que el PP no va a "cejar en denunciar" porque no son "vasallos ni sumisos". Costa se puso como un "ejemplo" de esta persecución y destacó que esta denuncia persigue conocer "quién es el responsable de realizar las grabaciones, de custodiar los sumarios secretos y quiénes son los responsables de que haya aparecido eso en los medios".

Por su parte, el vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons, afirmó también ayer que su partido ya ha "aportado las pruebas" que demuestran que ha sido víctima de escuchas, y que ahora corresponde a la Policía y la Fiscalía "buscar las pruebas" que demuestren quien lo ha hecho.

"Cuando uno es víctima de un delito no debe probar quién ha cometido el delito sino simplemente acreditar que el delito se ha cometido, no es la víctima quien tiene que hacer el trabajo del Fiscal y de la Policía", dijo en rueda de prensa tras una reunión del Comité de Dirección del PP. González Pons añadió que la prueba de que ha habido escuchas son los medios de comunicación "trufados de conversaciones telefónicas extrasumariales, o de un sumario pero descartadas por el juez, o completamente irrelevantes a efectos sumariales".

Así, aseguró que como parte de su denuncia por "interceptación del secreto de las comunicaciones" se han incluido dos conversaciones del presidente valenciano Francisco Camps, porque "una de ellas forma parte de un sumario y la otra no".

  • 1