Local

El PP lleva al Tribunal de Cuentas los ERE y pide reprobar a Chaves

Junta y PSOE arremeten contra la campaña de "inquina y mentiras" de los popules hacia el vicepresidente del Gobierno.

el 03 may 2011 / 20:21 h.

TAGS:

Antonio Sanz y Soraya Sáenz de Santamaría con la denuncia presentada ante el Tribunal de Cuentas por el caso ERE.

La portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, y el secretario general de los populares andaluces, Antonio Sanz, fueron los encargados ayer de formalizar la denuncia anunciada ante el Tribunal de Cuentas por el presunto fraude en ERE subvencionados por la Junta, que investiga la jueza Mercedes Alaya en Sevilla y en los que Empleo detectó 72 falsos prejubilados y 111 irregularidades administrativas.

Los dirigentes populares justificaron el recurso al Tribunal de Cuentas "en defensa de los derechos de los andaluces" y ante el uso "fraudulento" de fondos públicos. Su objetivo es que "se depuren responsabilidades contables" y se reintegren a las arcas públicas "aquellos fondos que han sido indebidamente usados".

Sanz explicó que en la documentación presentada también se denuncian "desvíos presupuestarios" de más de 170 millones y la "posible falsificación" de planes de actuación y del presupuesto de la Junta para "dar cobertura" a un procedimiento para la concesión de ayudas contra el que advirtió en tres informes la Intervención General de la Consejería de Hacienda. Los ERE investigados fueron subvencionados entre 2001 y 2009 con un fondo de 647 millones con cargo a una partida presupuestaria, la 31 L, dirigida a empresas en crisis.

En 2001, el entonces consejero de Empleo, José Antonio Viera, firmó un convenio con el IFA (hoy Idea), para que gestionara estas ayudas con el fin de agilizar la tramitación. Eso suponía sacarlas del circuito oficial del presupuesto de Empleo. El principal imputado en la causa, el exdirector general de Trabajo Javier Guerrero -en quien la Junta pone el cortafuegos de la gestión de esta partida- declaró a la Policía que manejaba este dinero como un "fondo de reptiles", pero luego se retractó.

El PP no cree que la responsabilidad del manejo de este fondo fuera exclusiva de Guerrero, que también declaró que daba cuenta de sus actuaciones a los consejeros para los que trabajaba (estuvo nueve años en el cargo con tres consejeros distintos). Los populares implican tanto a Viera como a su sucesor, Antonio Fernández, pero también al actual presidente de la Junta, José Antonio Griñán, porque como consejero de Economía entonces debía conocer los informes de la Intervención. La última acusación ha sido lanzada directamente contra el expresidente andaluz y actual vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves. El lunes, el PP pidió su dimisión tras hacer públicos unos documentos sobre su reunión, en 2005, con el comité de empresa de A Novo para mediar en un ERE en el que se han hallado irregularidades.

Ayer, anunció que pedirá en el Congreso su reprobación la próxima semana. PSOE e CIU la rechazarán.
Ayer, en la sesión de control al Gobierno, el PP volvió a preguntar a Chaves por el caso ERE y el expresidente andaluz defendió su reunión con el comité de empresa de A Novo y de otras firmas y aseguró que volvería a hacerlo si con ello pudiera resolver un problema laboral o "salvar" una compañía. "Es una desvergüenza y un insulto a la inteligencia que me vincule a una irregularidad por sólo haberme reunido con el comité de empresa de A Novo. En esta reunión estuvieron secretarios de CCOO y UGT y se llegó al compromiso de buscar una mesa de negociación para un plan de viabilidad, apoyado por el PP de Málaga".

También desde la Junta, la portavoz del Gobierno andaluz, Mar Moreno, defendió que "estaría bueno que un presidente no se pudiera reunir con trabajadores de una empresa en crisis" y tildó de "rocambolesca" la estrategia de vincular por ello a Chaves con las irregularidades detectadas. "Enésima mentira del PP" y "munición de quinta categoría" fueron algunos de sus calificativos para esta denuncia, que Moreno enmarcó en la "campaña con más inquina y mentiras" que ha visto. A su juicio, es fruto de la "obsesión" del líder del PP-A, Javier Arenas, con quien siempre le ha vencido en las urnas. Moreno señaló que la denuncia del PP ante Cuentas "llega tarde" pues la Junta ya remitió toda la documentación a la Cámara de Cuentas. "No sé si es que no confían en las instituciones andaluzas"

Desde el PSOE-A, el portavoz parlamentario, Mario Jiménez, también habló de "mentira gigantesca" al tiempo que atacó a Arenas por ser "el cobrador del frac" de la trama Gürtel, tras conocerse que uno de los principales imputados, Álvaro Pérez El Bigotes, le pidió su "intervención" para cobrar una deuda del PP gallego. El PP-A anunció que se querellará contra Jiménez.

  • 1