Local

El PP niega privatización en el IMD ante las críticas de PSOE y Facua

El Consistorio dice que las actividades ya eran externalizadas en los centros con IU. Los consumidores alertan de una posible subida de precios y rechazan el modelo.

el 26 sep 2013 / 21:49 h.

TAGS:

La decisión del Ayuntamiento de subcontratar el servicio de actividades deportivas en los centros de gestión directa del Instituto Municipal de Deportes (IMD) centró ayer buena parte de la agenda política entre la oposición y Gobierno municipal, un debate al que también entró la organización de consumidores y usuarios Facua-Sevilla, alertando de un posible “encarecimiento progresivo de la práctica del deporte en aquellos lugares” donde opta por este modelo. IMD-portadaEl expediente de externalización se refiere a los años 2014 y 2015, aunque puede ser prorrogado dos años más, y prevé un presupuesto de licitación de 8.407.236 euros e incluye los servicios de centros como el de Hytasa, Rochelambert, Tiro de Línea e Ifni, dado que se trata siempre de los centros de gestión directa del IMD. El contrato divide los servicios de estos centros en seis lotes distintos, define los servicios a prestar en cada instalación, ciñe a la programación del IMD la ampliación o reducción de servicios de cada centro, determina las franjas de apertura y cierre de los centros y atribuye a los contratistas y al propio IMD la organización de los horarios de cada actividad. La concejal de Deportes del Ayuntamiento, Mar Sánchez Estrella (PP), defendió ayer el contrato promovido por el IMD para subcontratar estos servicios, aseverando que IU hacía lo mismo cuando gobernaba, ya que, según sostiene el Consistorio, “las actividades físicas y acuáticas en los centros deportivos de gestión directa del IMD siempre han estado externalizados”, recoge_Europa Press. Sánchez Estrella añadió que el mencionado expediente de contratación “no implica de ninguna manera que se privatice la gestión de los centros deportivos, puesto que sus actividades siempre han estado externalizadas, al igual que los servicio de productos químicos, suministros de cloro y suministros de limpieza”. “La única diferencia es que ahora sale un solo pliego y antes se dividía en varios pliegos, con lo que se consigue una importante reducción de los costes”, dice la concejal del PP. Esta diferencia, a la que hacía referencia la concejal, es precisamente la que, a juicio de la oposición, cruza las líneas rojas aceptables en la gestión de los centros públicos. Fuentes del PSOE indicaron ayer a este periódico que este modelo de subcontratación deja al IMD prácticamente al margen de la gestión de los centros, para ejercer únicamente una testimonial tutela sobre las empresas adjudicatarias. Esto además permitiría sólo a grandes empresas acceder a estos contratos, impidiendo que otras pequeñas pudieran ofrecer sus servicios para actividades puntuales. El portavoz del grupo socialista, Juan Espadas, dijo ayer que el PP “de experimentar con privatizaciones, ha pasado a la generalidad y que el IMD quede como algo testimonial. No queda dudas de lo que Zoido quiere hacer con el deporte, privatizarlo en su totalidad”. El Consejo de Gobierno del Instituto Municipal de Deportes aprobó esta subcontratación de servicios por lotes, con el voto contrario de IU-CA y la abstención del PSOE. Las citadas fuentes socialistas explicaron que la abstención se debió a que en aquel momento no habían podido estudiar toda la documentación, por lo que decidieron por adoptar esta postura, lo que, según recalcan, no significa ni que apoyen la externalización, un modelo que, insisten, vienen combatiendo desde hace tiempo. Facua-Sevilla, por su parte, recordó el concurso público promovido por el IMD para contratar no sólo los servicios, sino además la gestión integral del centro deportivo Fundición, toda vez que las piscinas municipales de Los Mares y San Jerónimo pueden correr la misma suerte. La asociación mantiene su rechazo a la gestión de estos servicios públicos por parte de empresas concesionarias ya que, “desde el momento en el que se apruebe la concesión, el Ayuntamiento dejará de destinar dinero a este servicio municipal para pasar a cobrar un canon por la explotación de las instalaciones públicas”. Además avisa de que la empresa que resulte adjudicataria de las instalaciones enfocará su actividad “en la búsqueda del beneficio económico, dejando la misión de servicio público de calidad y promoción del deporte base a un lado”. Asimismo, teme que sean los mayores, los jóvenes deportistas o las personas con discapacidad “los más perjudicados debido a los posibles recortes en bonificaciones que la nueva concesionaria pueda hacer sobre las instalaciones”, si bien el mencionado contrato no alude, en principio, a las tarifas. “La concesión administrativa de estos servicios provoca un encarecimiento progresivo de la práctica del deporte en aquellos lugares donde se ha llevado a cabo, además de la desaparición de servicios o deportes de forma paulatina por otros que supongan un mayor incremento de los beneficios económicos de la empresa”, concluyen la asociación. Precisamente los trabajadores del centro deportivo Fundición, enclavado en la calle Crédito, celebran hoy una jornada de huelga y marchan hasta el Ayuntamiento, coincidiendo con el Pleno, para protestar contra la salida a concurso de la gestión, explotación y mantenimiento de estas instalaciones pertenecientes al IMD.

  • 1