Local

El PP pactará el presupuesto si no hay recortes en sanidad y educación

El presidente del PP-A, Javier Arenas, exige más gasto en estas partidas aunque sea a coste de un mayor endeudamiento

el 05 sep 2010 / 19:26 h.

TAGS:

Los dos partidos con opciones a gobernar en Andalucía, PSOE y PP, se mostraron ayer a favor de pactar los próximos Presupuestos autonómicos, los más “restrictivos” de la legislatura, en palabras del presidente de la Junta, José Antonio Griñán. El líder del PP-A, Javier Arenas, reabrió la “posibilidad” del pacto presupuestario contra la crisis que cuente con “la gran premisa” de la austeridad, menos “en sanidad, servicios sociales y en las políticas educativas”. “La austeridad debe ser la madre de todas las políticas públicas de Andalucía y alcanzar todos los departamentos de la Junta”, explicó Arenas a Europa Press, aunque excluyendo “la sanidad, los servicios sociales y la educación”. “Aunque sea a costa de endeudamiento éstas tienen que incrementarse todos los años en la comunidad”, dijo.
Con estos argumentos, Arenas muestra una postura muy coincidente con la del propio Griñán.

El presidente de la Junta reconoció la semana pasada que el Presupuesto de 2011 “caerá” y que “en algunas partidas habrá contracciones significativas”, pero cada vez que ha sido preguntado por esos recortes, Griñán ha respondido que el modelo social de su Gobierno no retrocederá ni un paso, poniendo como ejemplo la sanidad, la educación, la vivienda, la dependencia...–. La Junta ya recortó 1.580 millones de las cuentas de 2010, las primeras que daban marcha atrás en gasto público. Pero el tijeretazo afectó sobre todo a las infraestructuras, quedando intactas las principales políticas sociales.


El próximo Presupuesto autonómico, que será estudiado y negociado durante los próximos cuatro meses, estará más condicionado aún por el compromiso con Bruselas de contener el déficit al 1,3% del PIB. La Consejería de Hacienda ya presentó en Madrid un documento sobre los próximos ejercicios presupuestarios: una relación de medidas fiscales que podrían servir para sanear el déficit público, entre ellas, dejar en stand by algunas de las políticas referentes del Gobierno andaluz: inversión en guarderías, profesores, escuelas, hospitales, personal sanitario...
gastar menos o más lento. La Junta mantiene que no es lo mismo desacelerar el ritmo del gasto público en tiempos de crisis que eliminarlo definitivamente de la agenda política. La viabilidad de un posible pacto entre PSOE y PP para asentar las cuentas de 2011 dependerá de que ambas fuerzas logrern aclarar la diferencia entre la idea de gastar menos y la de gastar más lento.


De momento, el PSOE-A se mostró ayer dispuesto a dialogar y consensuar con los populares el próximo Presupuesto autonómico, siempre que hagan “aportaciones serias”. “Si el PP quiere estar al lado de la responsabilidad y de la seriedad, nos va a encontrar y si hace aportaciones serias, se tendrán en cuenta”, dijo el portavoz del grupo socialista en el Parlamento, Mario Jiménez.


Según Jiménez, las premisas en que debe basarse el presupuesto de la comunidad para el próximo ejercicio son la austeridad –sin que ello afecte a los elementos fundamentales del Estado del Bienestar– la reestructuración del sector público andaluz, y la reprogramación de la obra pública, para cumplir el compromiso de Andalucía con el Gobierno central y el resto de comunidades en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera.


Pese a todo, el acercamiento de posturas entre PSOE y PP en materias sociales se antoja difícil. El próximo jueves, en la comisión de Educación del Parlamento, los populares presentarán una proposición no de ley instando a la Junta a “asumir la totalidad de las competencias relativas al mantenimiento” de todos los colegios públicos, “liberando a los ayuntamientos de dicha responsabilidad”. La legislación vigente impide aprobar esta medida, ya que la Junta sólo tiene competencias educativas en los centros de Infantil y Primaria. Las leyes locales andaluzas también subrayan las competencias de los consistorios en el mantenimiento de estos colegios, si bien es cierto que pocos cuentan con el presupuesto necesario para abordar estas obligaciones.

  • 1