Local

El PP rectifica y librará a todos los parados de pagar por hacer deporte

Esta exención es la única recomendación que el Consistorio ha incorporado del informe del CESS

el 06 nov 2012 / 11:04 h.

TAGS:

De la larga lista de quejas que los agentes sociales y económicos trasladaron al Ayuntamiento de Sevilla sobre la propuesta de ordenanzas fiscales para 2013, sólo una se verá reflejada al final en el documento que se aprobará en unos días en el pleno municipal. Los parados finalmente no deberán pagar por hacer uso de las instalaciones o servicios del Instituto Municipal de Deportes (IMD). Es la única concesión al duro informe emitido por el Consejo Económico y Social de Sevilla (CESS) el 26 de octubre, que cuestionó la subida de tasas, entre ellas la del bonobús, la creación de nuevas figuras tributarias y que no se aplicara una rebaja en el Impuesto de Bienes e Inmuebles -que sufrió un encarecimiento del 10% en 2012-.

El informe de la Delegación de Hacienda, emitido el 30 de octubre, acepta la recomendación de incluir "la situación de desempleo como criterio de acceso directo a las bonificaciones", limitando esa medida en la ordenanzas reguladoras del Instituto Municipal de Deporte para participar en servicios y actividades deportivas. Esa modificación incluiría a los sevillanos en paro dentro de las personas que quedarían exentas de abonar tasas y precios públicos. No fueron tan flexibles en la petición de que se tuvieran en cuenta las tarifas de los centros deportivos en función de la situación económica de los barrios, algo que el Consistorio rechazó porque los usuarios no deben acreditar su lugar de residencia para acceder a las instalaciones de su barrio.

En ese sentido, el resto de las variaciones planteadas por el CESS no fueron tenidas en cuenta por el Consistorio, que blandió como excusa la aplicación estricta de un Plan de Ajuste, cuyas condiciones ya estableció -y aprobó- el Ayuntamiento este año para hacer frente al crédito de 59 millones al que se acogió para proceder a saldar la deuda con proveedores. Aunque el Interventor del Ayuntamiento insiste en un informe reciente en que se va cumpliendo la hoja de ruta fijada por el Plan de Ajuste, esos buenos resultados no se trasladan en un alivio del porcentaje de subida comprometido para los tributos municipales, que se estableció a razón de un 3% anual durante los próximos diez años.

El Consistorio, además, replicó una a una todas las objeciones emitidas por el CESS. Sobre la rebaja impositiva del IBI planteada, la respuesta municipal indice en que "resulta inoperativa" a tenor de las directrices marcadas por el Real Decreto del Gobierno central por el que se aplica la subida del 10% en este impuesto para 2012 y 2013.

De igual forma, defiende la puesta en marcha de nuevas tasas, criticadas por el CESS, asegurando que su inclusión "no supone un incremento de la presión fiscal al conjunto de la población, sino únicamente a aquellas personas que solicitan tal servicio". El Ayuntamiento razona todas las subidas. En el aumento de las tasas por licencia de apertura esgrime que de ella están excluidas los locales con dimensiones inferiores a 500 metros cuadrados, mientras que en el caso de la ordenanza de veladores precisa que el objetivo de esta subida -establecida en un 6%- es actualizar las tarifas "para aproximarlas al valor de mercado de la utilidad derivada" de su uso privado.

El Área de Hacienda negó en el informe que se produjera una subida del 12% en la zona azul, al igual que rechazó la propuesta de los agentes sociales y económicos de aplicar el bonobús para la tercera edad en función de la renta de cada usuario. Al respecto, el Consistorio hispalense argumenta que "la gratuidad a la tercera edad, sin hacerla depender del criterio de la renta, obedece a la idea de concedérsela a este colectivo sin necesidad de una discriminación económica negativa".

  • 1