lunes, 18 marzo 2019
22:14
, última actualización
Local

El PP rectifica y no lleva la obra del tranvía al juez

el 14 dic 2009 / 20:35 h.

TAGS:

Pese a que el Partido Popular anunció que pararía en los tribunales la ampliación del tranvía del Prado hasta el apeadero de San Bernardo porque requiere, a su juicio, una modificación del Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU), ayer anunció que, por ahora, no lo hará. Juan Ignacio Zoido, portavoz municipal de los populares, explicó que han solicitado una revisión de oficio del acuerdo de la junta de gobierno local que dio el visto bueno a las obras y, con ello, la suspensión de los trabajos "ilegales" y un informe del Consejo Consultivo.


"Si nuestra petición ante el Ayuntamiento no es atendida y si el informe nos da la razón, iremos a los tribunales", apostilló Zoido, quien justificó la nueva decisión del PP en que no quieren "que todas las obras estén paradas sine die", como es el caso de la construcción de la biblioteca del Prado. En su opinión, la revisión de oficio del acuerdo del Gobierno municipal sobre la prolongación del Metrocentro es una vía "más rápida" para lograr la paralización de la obra y la modificación del PGOU.

Según Zoido, la ampliación del Prado a Viapol es "ilegal" porque supone un cambio en la ordenación estructural recogida en el PGOU, porque incumple el plan de transportes metropolitano de Andalucía y porque vulnera la ley de calidad ambiental. No obstante, el Consistorio alega que un informe técnico avala la actuación, que sí es mencionada en el PGOU y que tiene el visto bueno de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta, administración que sí reconoce en sus informes que la ampliación del trazado hasta la estación de Santa Justa sí requerirá la modificación del Plan General, pero no la prolongación hasta Viapol.

"Son obras a su antojo sin beneficio para nadie. Que dejen en paz a los sevillanos. No queremos ser cómplices de las barbaridades de Monteseirín y Torrijos", sentenció el líder del PP, quien también destacó que el proyecto no respeta la normativa autonómica contra la contaminación acústica. A su juicio, requeriría un informe "minucioso sobre los ruidos".

Juan Ignacio Zoido también denunció que la obra de ampliación del tranvía ha provocado la tala de 75 árboles en Carlos V y Enramadilla y que si el Metrocentro se prolongase hasta la estación de Santa Justa requeriría el corte de alrededor de 500 árboles.

"El Gobierno de PSOE e IU, que tanto habla de sostenibilidad, taló ya 4.000 árboles en Sevilla", criticó Zoido en compañía de representantes vecinales, como Emilia de la Serna, portavoz de la Asociación Guadalquivir.

Para De la Serna, el Gobierno municipal está incumpliendo una de sus promesas, "el mantenimiento de las zonas verdes". La construcción de la biblioteca del Prado supuso, según argumentó, la tala de 292 árboles (algo que niega la Universidad de Sevilla), mientras que la obra de la torre Pelli conllevó la extracción de 461, de los que sólo se transplantaron 169, según dijo. Además, criticó la falta de información sobre el estado de los árboles de Sevilla.

  • 1