El PP recuerda que la política social de la Junta la paga Rajoy

Soraya Sáenz de Santamaría, ha señalado que se puede decir que "las políticas del PP funcionan", por lo que pidió a los andaluces apoyar al candidato Juanma Moreno.

el 21 feb 2015 / 18:47 h.

Juanma La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha señalado hoy en Cádiz que en la UE se puede decir "alto y claro" que "las políticas del PP funcionan", por lo que pidió a los andaluces apoyar al candidato del partido a presidir la Junta, Juanma Moreno, para que las pueda poner en práctica. Sáenz de Santamaría ha apoyado hoy a Moreno en un acto con candidatas del PP al parlamento andaluz, en el que el presidente del PP andaluz y candidato a la Presidencia de la Junta ha avanzado que, si gana las elecciones, "es más que probable" que su gobierno tenga "más mujeres que hombres". Ambos han vuelto a criticar que la convocatoria anticipada de elecciones en Andalucía no se haya hecho coincidir con las municipales. "A la señora (Susana) Díaz a lo mejor le sobran 14 millones", ha señalado la vicepresidenta, tras indicar que en su gobierno "se hacen virguerías sociales" con los 2 millones de euros que aprobó ayer el Consejo de Ministros para financiar el servicio postal de estas elecciones autonómicas "por el capricho de esta fecha". Sáenz de Santamaría ha descartado que el motivo de este adelanto sea que no hubiera estabilidad en el gobierno porque "estable no lo fue nunca", tras apuntar que el gobierno andaluz lleva "tres años no haciendo nada". Como contrapunto ha hablado de la gestión del gobierno del PP: "donde decrecía la economía, ahora la economía crece; donde había déficit ahora, hay equilibrio presupuestario; donde toda Europa nos miraba como si fuéramos los grandes enfermos, hoy podemos ir a Europa a decir cómo se hacen las cosas". "Europa es hoy un entorno de compromiso y solidaridad, pero, para España, hoy es un entorno en el que se puede decir alto y claro que las políticas del PP funcionan y crean empleo", ha añadido. Para la vicepresidenta "hay que ser despachao" para que el PSOE siga repitiendo el "mantra" de que "no llega la recuperación" de la crisis "cuando no la han visto ni venir". En ese sentido ha recordado que en 2011 se destruía empleo a un ritmo del 7 % y que ahora se crea al ritmo del 6 % en todos los lugares, excepto en Andalucía. Para ella "el hecho diferencial" es que en esta comunidad ha gobernado el PSOE. "Por eso tiene que ganar Moreno en Andalucía", ha sostenido tras señalar que los más de dos años que trabajó como secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad le han servido para traer "en su mochila" la experiencia de cómo gestionar en dificultades económicas. En el acto, al que también ha asistido la ministra de Empleo, Fátima Bañez, Moreno se ha mostrado convencido de que "esta vez sí que vamos a gobernar" porque cree que el millón y medio de andaluces que dio su confianza al PP en la anterior convocatoria volverá a apostar por la formación porque "no es tiempo de experimentos" sino de "del voto práctico y útil". "No desperdiciemos el voto con experimentos", ha enfatizado en referencia a fuerzas como Podemos. Rodeado de las candidatas a parlamentarias en Andalucía, y tras confesar que tiene en la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, en la vicepresidenta del Gobierno a dos espejos en los que le gusta mirarse, ha adelantado que es "más que probable" que su gobierno tenga "más mujeres que hombres". Además ha anunciado que adoptará medidas como que la Junta pague la Seguridad Social de la baja maternal a todas las autónomas, entre las medidas para favorecer la igualdad en una comunidad en la que las mujeres, en su opinión, sufren "una doble discriminación". La primera, una tasa de desempleo femenino del 37 por ciento, "la más alta de España, doce puntos más que la media nacional", y la segunda "vivir en Andalucía", la comunidad "donde menos políticas de igualdad se hacen". También se ha referido a que Susana Díaz ha demostrado esta semana "no es de fiar", al no haber pedido la dimisión de los expresidentes andaluces Manuel Chaves y José Antonio Griñán. Con ello "ha hecho un flaquísimo favor a la credibilidad de los políticos" ya que se comprometió a pedir su dimisión si eran imputados en la causa de los ERE.

  • 1