Local

El PP rehúsa avalar las ayudas a las ‘pelonas’

No vota la propuesta socialista de apoyo en la Cámara

el 14 oct 2010 / 19:57 h.

TAGS:

Dos jóvenes granadinas de Cullarvega y Guadix fueron rapadas, agredidas y pasaban "un día en el cuartelillo y otro en la calle" para que delataran a su padre y su hermano mayor respectivamente, según relata la presidenta de la Asociación de Memoria Histórica de Granada, Maribel Brenes, a la que se han acercado los nietos de estas dos nonagenarias que conocen una historia que muchas ocultan y les han dicho que el Gobierno andaluz reconocerá su sufrimiento de manera simbólica con una indemnización de 1.800 euros.

A José Galisteo, vicepresidente de la Asociación contra el silencio y el olvido de Málaga, su padre le contaba estremecido "la cantidad de mujeres a las que rapaban y hacían beber aceite de ricino en la Bodega de la Aurora, convertida en campo de concentración", pero reconoce que será difícil encontrar a muchas de estas mujeres -conocidas popularmente como las pelonas- vivas para recibir unas ayudas ya aprobadas y que ayer refrendó el Parlamento con los votos a favor de PSOE e IU y ante las que el PP rehusó posicionarse (no votó).

El PSOE forzó, mediante una Proposición no de Ley, un pronunciamiento de la Cámara a la iniciativa de conceder ayudas a las "olvidadas entre los olvidados", según expuso la diputada Pilar Navarro, después de que cuando fueron aprobadas la secretaria general del PP, Dolores de Cospedal aludiera a las muchas víctimas de maltrato hoy que no reciben nada y el consejero de Presidencia de Madrid, Francisco Granados, calificara la iniciativa de "vomitiva". Ayer el PP-A garantizó su "apoyo total a todas las víctimas de la dictadura", señaló Carlos Rojas, pero acusó al PSOE de buscar el enfrentamiento al llevar una iniciativa ya aprobada y de fraccionar sus ayudas a los represaliados del franquismo para crear "cortinas de humo" que tapen otras preocupaciones.

Rojas defendió la responsabilidad de los poderes públicos de "cerrar las heridas y evitar enfrentamientos" como hicieron los políticos de la Transición. Un argumento que sirvió a Navarro para recriminar al PP "su problema para romper amarras con el franquismo" y conminarles a "no mirar para otro lado". Navarro levantó un revuelo en la bancada popular al afear al PP hablar de "preguerra" ante un levantamiento contra un gobierno legítimo y al dar al PP la "bienvenida al orden democrático" por hablar de apoyo a las víctimas. Un apoyo que, les pidió, no se quedase en palabras sino en su voto a favor de la proposición que finalmente no se produjo.

En la tribuna de invitados siguieron el debate, en el que IU no logró meter sus reivindicaciones para que la Junta asuma directamente las exhumaciones de fosas o inste al Gobierno a revisar las sentencias del franquismo, la historiadora Pura Sánchez -autora del libro Individuas de dudosa moral- y responsables de las asociaciones de memoria de Córdoba, Granada y Málaga, que aplaudieron la medida aunque reconocieron tener pocos datos de mujeres vejadas que aún vivan.

  • 1