Local

El PP renuncia a ejecutar una veintena de proyectos de VPO públicas

Zoido confirma que Emvisesa dejará de construir equipamientos para "centrarse" en la vivienda.

el 16 nov 2011 / 20:56 h.

TAGS:

La paralización de las obras afectó a casi un millar de trabajadores.
Emvisesa es una de las tres patas sobre las que se asentaba el Plan Municipal de Vivienda 2008-2012. Le correspondía la construcción de 6.753 viviendas en cuatro años. De éstas, 1.975 afectaban a la rehabilitación de las barriadas de Los Pajaritos y Regiones Devastadas; 850 se correspondían con alojamientos protegidos, y el resto, 3.928, eran VPO principalmente en nuevos suelos de la ciudad. La anunciada "liquidación" del plan aprobado por unanimidad en el Pleno y remitido hace años a la Junta de Andalucía -que obliga a los ayuntamientos a tener este documento marco- supone la renuncia del nuevo gobierno a asumir parte de esta asignación. No hará las 3.153 VPO aún no iniciadas al entender que no se pueden superar las trabas urbanísticas motivadas por la falta de desarrollo. Hasta 23 promociones proyectadas se quedarán así bloqueadas a la espera de que el Consistorio defina sus objetivos. Según fuentes de Urbanismo, estos pasan por buscar nuevos terrenos para la edificación.

 

A la espera de que el Consistorio concrete si la revisión del plan afectará también a los suelos destinados a promotores privados -que a través de Gaesco advierten de que no se han desarrollado lo suficiente sus suelos- y a los de Epsa -sin recursos en estos momentos para ejecutar las 5.626 viviendas que le corresponden en el plan municipal-, lo cierto es que el anuncio de Emvisesa supone un duro revés al plan de vivienda cuando, según los últimos datos, del pasado 31 de mayo, hay 12.190 personas inscritas en el registro de demandantes, que quedarán a la espera de que el Consistorio concrete si tiene un plan alternativo.

El Consistorio alega que culminará las 799 VPO con las obras iniciadas -en Torrelaguna hay 18 pisos más de los previstos y en Albérchigo seis, lo que elevaría a 3.952 las VPO frente a las 3.928 iniciales- y que no paralizará todos los proyectos sino que los reordenará. Pero, aun así, lo cierto es que quedan en el aire 3.154 repartidas en una veintena de promociones. Entre ellas, suelos como Torreblanca Oeste -191-, Santa Bárbara -307-, Cruz Campo -200-, Buen Aire -207- o Villanueva del Pítamo -700-. Todos estos terrenos son propiedad de la Gerencia que hasta ahora los cedía de forma gratuita a Emvisesa, de manera que la financiación de las obras era viable y de ahí que Sevilla haya liderado la promoción de VPO en Andalucía durante una década.

Pero el problema ahora no es de financiación, sino de desarrollo de unos terrenos paralizados por la crisis, un lastre que afecta también a Epsa y a los promotores privados y que se intentó aliviar a través del Plan Impulsa: el Ayuntamiento adelantaba el dinero a través del patrimonio municipal del suelo y a cambio percibía de forma gratuita parcelas para la construcción de VPO. No hay ni rastro de iniciativas de este tipo en el informe con el que el gobierno local anunció la liquidación del plan de vivienda, ni se plantearon en el consejo de administración. Simplemente, se confirmó que "el plan no puede ejecutarse en los términos redactados" y que se elaborará otro plan "ajustado a la realidad del suelo y a la coyuntura de crisis".

En este mismo consejo se planteó la decisión de reorganizar Emvisesa para suprimir competencias que tenía asumidas como las encomiendas para la construcción de centros de salud, aparcamientos o incluso Fibes, aunque esa misma tarde el gobierno lo negó. Sin embargo, ayer fue el alcalde, Juan Ignacio Zoido, quien lo confirmó: "Emvisesa tiene que estar predominantemente para la construcción de vivienda de promoción pública y para construcción y rehabilitación de barrios y eso es lo que hará". Así lo recoge además el programa electoral del PP.

Con la construcción de nuevas VPO paralizadas de momento, a la espera de que se encuentren los nuevos suelos que anuncia el gobierno, y sin encomiendas de gestión de equipamientos, a Emvisesa le quedaría sólo una competencia no cuestionada: las actuaciones de rehabilitación y renovación urbana que afectarían a 1.975 viviendas en Regiones Devastadas y Los Pajaritos. De momento, se han iniciado 220.

La oposición acusa a Zoido de querer "suprimir" Emvisesa
"El PP no ha tenido ningún empacho en realizar la segunda derogación del mandato: la del Plan de vivienda. Se vuelve a tomar una decisión sin hacer balance de lo realizado y sin otro proyecto". El portavoz socialista, Juan Espadas, censuró la decisión del gobierno local de "liquidar" el plan municipal de vivienda y cuestionó el futuro de la empresa Emvisesa: "Va a desaparecer. Se han cargado el plan de vivienda y no la van a usar para equipamientos". El portavoz socialista subrayó que existen 12.000 personas en el registro de demandantes de una vivienda y comparó las políticas de vivienda protegida de la ciudad con las de otras capitales andaluzas: "Donde gobierna el PP no se hacen VPO". En los mismos términos se volvió a expresar ayer IU.

Su portavoz, Antonio Rodrigo Torrijos, incidió en que el alcalde ya ha ratificado "su intención de desmantelar Emvisesa" al afirmar que no se dedicará a equipamientos y reprochó al gobierno local que liquide y paralice la construcción de viviendas protegidas: "Esto es una agresión en toda regla a los muchos sevillanos que tienen necesidad de vivienda, un nuevo y escandaloso ejemplo de improvisación e inacción de Zoido".

Gaesco ve "imposible" cumplir el plan de 2009
"La situación es distinta que en 2009, hay suelos que no se pueden desarrollar". El gerente de la patronal de la construcción, Gaesco, Manuel Sillero, respaldó el planteamiento expresado por el gobierno local en el seno de Emvisesa y abogó por "intentar promover las viviendas posibles previstas mientras se trabaja de manera paralela en un nuevo plan". Gaesco culpó a la Junta de Andalucía y al Estado de los problemas para desarrollar los proyectos y tildó de "imposible que se pueda cumplir el plan de 2009: "No hay suelos disponibles porque el dinero entregado por los promotores para el desarrollo de las infraestructuras ha sido despilfarrado sin hacerlas, condenándonos a la paralización".

  • 1