Local

El PP se desmarca del Pacto contra los tránsfugas y lo tildan de 'burla'

El PP-A hará oídos sordos a los compromisos de la Mesa Antitransfuguismo que ha 'condenado' a sus alcaldes de Chiclana y El Puerto. No romperá los pactos de gobierno en esos municipios porque considera que el órgano carece de credibilidad, pese a haber suscrito este acuerdo.

el 15 sep 2009 / 08:54 h.

TAGS:

El PP-A hará oídos sordos a los compromisos de la Mesa Antitransfuguismo que ha 'condenado' a sus alcaldes de Chiclana y El Puerto. No romperá los pactos de gobierno en esos municipios porque considera que el órgano carece de credibilidad, pese a haber suscrito este acuerdo.

El secretario de Política Municipal de la Ejecutiva Federal del PSOE, Antonio Hernando, explicó ayer en Cádiz que los miembros de la mesa acordaron tres medidas que se deben cumplir contra estos alcaldes: la apertura de un expediente disciplinario que derive en su expulsión del partido, la ruptura de los acuerdos de gobierno y la imposibilidad de que opten de nuevo a la Alcaldía. Hernando aseguró que el PP, a través de su representante en la comisión de seguimiento, se comprometió a asumir estos tres requisitos y exigió el cese inmediato de Ernesto Marín, en Chiclana, y de Enrique Moresco, en El Puerto.

Aún así, el PP no variará ni un ápice la estructura de sus gobiernos en estos municipios, sobre todo en el de Chiclana, en el que perdería el bastón de mando si rompe su acuerdo con los concejales díscolos de IU. No ocurriría lo mismo en El Puerto, donde la formación tiene la mayoría. Con esta postura incumple el compromiso firmado por todos los partidos en 1998 en el Pacto Antitransfuguismo, en el que todos se comprometieron a asumir las resoluciones.

Este incumplimiento lo intentó ayer argumentar Antonio Sanz, secretario general del PP-A, quien señaló que la mesa "es un traje a medida" para los intereses socialistas. "Es una burla a la democracia", sostuvo el número dos de los populares andaluces. Mantuvo que no existe transfuguismo en el gobierno de Chiclana en el que el PP consiguió la Alcaldía gracias al pacto con tres concejales de IU, además de con el PA y el PSA. Esta última formación ha anunciado que se replanteará en asamblea la permanencia de su edil en el cuatripartito tras el dictamen de la mesa antitransfuguismo.

Además del alcalde, el popular Ernesto Marín, los ediles de la coalición también han sido declarados tránsfugas por pactar en contra de los acuerdos globales de su partido con el PSOE. Para Sanz, el hecho de que estos ediles no respetaran la decisión de la directiva provincial -que les abrió expediente de expulsión- no es razón suficiente. "Es una invención de los socialistas, es una farsa que montó el PSOE", aseguró. También se negó a actuar en El Puerto, donde la mesa reprobó la incorporación al gobierno popular del concejal Fernando Gago, que optó antes a la Alcaldía por IP. Sanz recordó que su partido ganó por mayoría.

  • 1