sábado, 15 diciembre 2018
01:10
, última actualización

El PP se jacta de que la reforma laboral no afectará en las urnas

Arenas defiende todas las medidas de Rajoy y promete que llevarán a "un mundo nuevo".

el 13 feb 2012 / 20:12 h.

Los sindicatos predicen un estallido social y ensayarán protestas este fin de semana que pueden culminar en una huelga general. La reforma laboral que ha aprobado el Gobierno de Mariano Rajoy ha encendido la mecha entre muchos trabajadores que la consideran como una puerta abierta al despido barato. Y todo esto en la víspera de la campaña de las elecciones andaluzas. Sin embargo el Partido Popular se muestra absolutamente tranquilo sobre el coste que estas medidas puedan pasar a Javier Arenas en las elecciones andaluzas del 25 de marzo. Al menos públicamente incluso se jacta de que esta reforma puede ser "una buena baza" para que los andaluces les voten.

El líder del PP andaluz, Javier Arenas, está optando por mantener un perfil bajo en cualquier polémica desatada por decisiones del Gobierno de Rajoy. Pero hay cuestiones que no puede eludir. En su partido le indican hasta el camino. Ayer la secretaria general del PP y presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, defendió que la reforma laboral permite ver a los andaluces a mes y medio de las elecciones autonómicas que el Ejecutivo central está tomando medidas para salir de la crisis y hace "lo posible para luchar contra el desempleo". A su juicio, es "una buena baza" presentar un "gobierno valiente" que "va a hacer lo que tiene que hacer" ya que "hay un millón de andaluces que están en paro". La número dos del PP pidió al PSOE "responsabilidad" y defendió que no es momento de actitudes "cínicas" ni de llamar a la "rebelión".

Este es el discurso oficial. Se ha acusado al PP y al Gobierno de Rajoy de posponer las decisiones más duras hasta después de las elecciones andaluzas y de aparcar por eso la elaboración del próximo Presupuesto. Pero ante la drástica reforma del mercado de trabajo, muchos piensan que Rajoy quizás no ha podido reservar a su candidato Javier Arenas del daño colateral que en las urnas puede tener una iniciativa de este tipo. Es posible que se cruce en plena campaña electoral una huelga general y los populares conocen el coste aunque minimizan sus consecuencias.

El PP andaluz llevó ayer a Carmona (Sevilla) la reunión del Consejo de Dirección del Congreso de los Diputados. Un acto que contó con la asistencia del portavoz parlamentario, Alfonso Alonso, junto a Javier Arenas. El líder de los populares andaluces defendió que el diálogo social sigue abierto en torno a la reforma laboral y que se estudiarán todas las sugerencias y propuestas que hagan los grupos políticos y las organizaciones sociales. Arenas echó mano del mejor talante para defender que la reforma se tramitará como Ley en el Congreso, lo que permitirá estudiar las propuestas que se presenten.

El candidato del PP-A insistió en que la reforma supone "una apuesta por el empleo estable" y que está especialmente pensada para el desempleo juvenil y femenino. Arenas realizó una encendida defensa del "reformismo" del Gobierno de Rajoy que trae, dijo, "un mundo nuevo". El líder del PP-A defendió "tantas reformas en un periodo de tiempo" y avaló medidas polémicas como los anuncios de los ministros de Educación y Justicia, la ley de estabilidad presupuestaria o la reforma de la ley de costas.

El domingo los sindicatos han convocado las primeras protestas contra el Gobierno y al PP al completo le pillará en Sevilla, donde celebran su Congreso Nacional. Todo apunta a que Arenas, mantendrá su sillón en la dirección nacional como vicesecretario de Política Regional y Local.

  • 1