Local

El PP se queda solo en la oficina del Defensor al salir PSOE e IU

El reglamento del organismo, diseñado como estructura de consenso, exige un miembro por grupo.

el 30 nov 2011 / 20:41 h.

TAGS:

Los vocales del PSOE presentan su renuncian en el Registro General del Ayuntamiento.

Seis años y medio después de su constitución la oficina municipal de quejas y reclamaciones, el Defensor del Ciudadano, llegó ayer un punto de no retorno. Por primera vez sólo formarán parte de este organismo encargado de fiscalizar la gestión municipal en respuesta a las demandas de los residentes en Sevilla, los vocales nombrados por el partido de gobierno. Los cuatro representantes del PP se han quedado definitivamente solos, al renunciar a sus puestos los vocales de PSOE e IU como muestra de rechazo a la continuidad del Defensor del Ciudadano, José Barranca, y a la falta de consenso para nombrar un sustituto. El PP mantuvo su defensa a Barranca y acusó a los grupos de la oposición de dar muestras de "irresponsabilidad" por dejar la comisión.

El organismo entró así ayer en una situación crítica no prevista en su reglamento. Según éste, para que la comisión funcione tienen que estar representados todos los grupos municipales. Al menos debe haber un vocal designado por cada uno de ellos. Y en caso de que se produzca una renuncia, en el plazo máximo de diez días desde que la plaza se declare vacante, el grupo responsable deberá cubrirla. Sin embargo, el escenario es distinto. Tres de los siete vocales -los designados por PSOE e IU- han dimitido y sus grupos municipales no van a nombrar sustitutos. Sólo queda el PP para fiscalizar la gestión de gobierno del PP . "Según el reglamento, no debe seguir funcionndo. Se va a incumplir", apunta Francisco Romo, ya exvocal socialista y expresidente de este organismo.

"Mientras el alcalde no salga de su silencio y mantenga esta actitud inflexibles, nos mantendremos firmes. La situación es insostenible", explicó el concejal socialista Juan Manuel Flores tras acompañar a los vocales nombrados por el PSOE, Francisco Romo -expresidente de este organismo- y Yolanda de la Bandera a presentar su renuncia a sus plazas de vocales. En esa misma mañana hizo lo propio el vocal designado por IU, Juan Antonio Quirós: "Tenemos que renunciar hasta que el gobierno no rectifique. El actual presidente no reúne el consenso. Dos de los grupos municipales no lo aceptamos y parte de la sociedad tampoco".

Ambos grupos reclaman desde septiembre la salida de José Barranca, una vez que se difundió una carta realizada por él Defensor en la que daba su respaldo al general Mena tras el discurso de Pascua en el que planteó que el Ejército podría intervenir si en el Estatuto catalán rebasaba los límites constitucionales. El PP no ha cambiado su designación, ni ha negociado con los grupos de la oposición un sustituto de consenso.

"Es una irresponsabilidad de la oposición renunciar a una oportunidad para defender al ciudadano. El gobierno seguirá trabajando como hasta ahora", les respondió el portavoz del gobierno, Francisco Pérez.

  • 1