Local

El PP señala al PSOE tras una entrada ilegal en el distrito Macarena

La delegada apunta sin pruebas a los socialistas al hallar la puerta abierta y el sello del registro manipulado.

el 06 jul 2011 / 14:03 h.

La sede del distrito municipal Macarena amaneció el martes con la puerta abierta y, al entrar, los trabajadores vieron que el sello oficial de entrada por registro tenía la fecha cambiada al 7 de junio, cuando la persona que lo usa lo había dejado en el 4 de julio. Sobre esa base, la delegada del distrito, la popular Evelia Rincón, se mostró ayer convencida de que se han podido manipular facturas o expedientes municipales y sentenció: "tuvo que ser alguien de la anterior etapa, o alguien con llave", puesto que la puerta, de hierro y con un cerrojo, no estaba forzada.

Rincón presentó en la comisaría del Polígono Norte una denuncia en la que explica que los responsables del distrito salieron el lunes a las 15.30 horas dejándolo todo cerrado. El vigilante de seguridad encontró abierta una puerta lateral el martes a las ocho menos diez de la mañana. En el despacho de la unidad administrativa, en la que trabajan siete personas, el sello del registro no estaba en el cajón donde lo guarda la jefa de grupo, sino en su mesa, con la fecha cambiada. "Es el sello oficial del distrito y con él se puede manipular cualquier documento público", dijo Rincón.

La concejal indicó que hay tres copias de las llaves que tienen el subdirector del distrito, la jefa de negociado y el vigilante de seguridad, pero añadió en su denuncia que "antes estas llaves las tenía el anterior grupo político que dirigía el distrito, sin conocer si le han realizado copias". Esa puerta fue la única del distrito a la que no se le cambió la cerradura tras el cambio de Gobierno, porque cuando el área de Edificios Municipales trató de hacerlo no llevaba el bombín adecuado y tuvo que posponerlo.

Sin unir los puntos entre sí, la concejal trazó un mapa en el que figuraban el allanamiento del distrito, el posible sellado ilegal de documentos, las llaves en manos de los socialistas y los casos de corrupción detectados durante el mandato del PSOE en el distrito Macarena, con el caso de las facturas falsas que llevó a prisión a su exsecretario José Marín.

Lo que sí dijo a las claras es que no sabe si han robado algo o han dejado algo de más "porque no hay manera de saberlo dado el caos administrativo en el que han dejado el distrito, no por culpa de los funcionarios, sino del político que es quien inicia los expedientes". Añadió que estando en la oposición ya solicitó documentos y resultó que no estaban.

Rincón dijo que los trabajadorse pasaron el martes "un día muy malo" porque son responsables de la custodia de los documentos y que eso la movió a denunciar. Por tres motivos: "para salvaguardar la labor de los funcionarios y que nadie pueda manipular documentos públicos; porque hay alguien que tiene llaves; y porque estamos cansados de que se conozca al distrito Macarena por los casos de corrupción y malas prácticas y queremos que se conozca por la honradez de sus trabajadores y por su transparencia". La Policía Científica ya ha recogido muestras de lugar.

Sin que conste en la denuncia, que podría ser ampliada, Rincón añadió que los vecinos les avisaron el lunes de que el fin de semana las luces de la sala de reuniones estuvieron encendidas; luego recordó que dejaron encendida una fotocopiadora que luego encontraron apagada.

Lobato: "¿Quién dice que no es la propia delegada la que ha entrado?"

El exdelegado de Macarena, Enrique Lobato, respondió con enfado a estas acusaciones. “Qué barbaridad decir que hemos entrado nosotros porque teníamos llave ¿Cómo sabe Evelia cuántas llaves hay, si una copia puede hacerla cualquiera, incluso de los suyos? Es más, ¿quién me dice a mí que no ha entrado ella misma? Es muy absurdo. Además, si queríamos sellar algo en el distrito, hemos tenido desde el 22 de mayo hasta el 7 de junio”. Lobato se mostró especialmente molesto por las acusaciones de caos administrativo: “Hemos hecho un traspaso ejemplar, yo le dije que había tres expedientes sin finiquitar, le expliqué por qué y me ofrecí a hacer yo los trámites, pero me dijo que lo asumía”, censuró. “Me ha decepcionado mucho, está haciendo esto porque se le echan encima los problemas de los ciudadanos y no sabe resolverlos”.

Por su parte, el grupo socialista ignoró ayer la acusación y reaccionó pidiendo que se hagan “todos los esfuerzos policiales posibles para aclarar, en el menor tiempo, el supuesto allanamiento”. El grupo ha pedido información sobre la denuncia y la investigación y ha condenado “unos hechos que, de confirmarse, sólo irían en contra del trabajo” de todo el Ayuntamiento.

  • 1