Local

El PP suspende de militancia a tres diputados de Aguirre

El juez del caso Gürtel impuso ayer una fianza de 955.000 euros al diputado del PP en la Asamblea de Madrid Benjamín Martín Vasco, al que imputa los delitos de cohecho, y blanqueo de capitales, entre otros. El PP lo suspendió ayer de militancia, al igual que hizo con Alfonso Bosch y Alberto López Viejo.

el 16 sep 2009 / 02:18 h.

TAGS:

El juez del caso Gürtel impuso ayer una fianza de 955.000 euros al diputado del PP en la Asamblea de Madrid Benjamín Martín Vasco, al que imputa los delitos de cohecho, y blanqueo de capitales, entre otros. El PP lo suspendió ayer de militancia, al igual que hizo con Alfonso Bosch y Alberto López Viejo.

Asimismo, el magistrado imputó los mismos delitos y decidió mantener en prisión provisional al ex secretario de organización del PP en Galicia Pablo Crespo, que permanece en la cárcel desde el pasado mes de febrero por orden del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón por su presunta participación en la trama.

Con la fianza impuesta a Martín Vasco, a petición del Ministerio Fiscal, y que todavía es susceptible de recurso, el juez pretende asegurar las responsabilidades pecuniarias que pudieran declararse procedentes, según informó el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

Martín Vasco es el segundo aforado madrileño imputado formalmente en la causa que investiga la supuesta trama de corrupción, dirigida presuntamente por Francisco Correa, y, al igual que hizo la semana pasada el también diputado regional del PP Alfonso Bosch, ayer se acogió a su derecho a no declarar ante el juez hasta que se levante el secreto del sumario. Los dos fueron ayer suspendidos de militancia por el PP, al igual que el diputado Alberto López Viejo, también implicado en la trama de corrupción.

En caso de que Martín Vasco no satisfaga la fianza, éste podrá acordar el embargo de sus bienes hasta cubrir la citada cantidad. Según el auto de inhibición del juez Garzón, Martín Vasco se dedicaba a la intermediación para conseguir adjudicaciones de proyectos urbanísticos en el Ayuntamiento de Arganda del Rey (Madrid) para Martinsa, una de las sociedades vinculadas a la supuesta trama de corrupción de Francisco Correa, de la que presuntamente podría haber recibido 437.176 euros.

La fianza impuesta por el juez a Martín Vasco prácticamente duplica el dinero que, según Garzón, podría haber recibido de la trama. Martín Vasco abandonó el pasado 18 de febrero la presidencia de la comisión de investigación de la supuesta trama, que se cerró poco después, y presentó el pasado 2 de abril su dimisión como portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Popular en la Asamblea de Madrid para que su implicación en el caso Gürtel no perjudicara al grupo parlamentario. Las conversación grabadas a Felisa Jordán, una de las imputadas, constituyen uno de los indicios de que Martín Vasco tiene algo que ver con la trama.

Por su parte, Pablo Crespo declaró ante el juez Antonio Pedreira durante dos horas y media en la sede del TSJM, a la que fue trasladado en un furgón de la Policía Nacional desde la prisión en la que se encuentra desde el pasado mes de febrero. A su llegada al tribunal, el ex secretario de Organización del PP gallego aseguraba que se encontraba "perfectamente" y "con ganas de declarar". Crespo era -según las investigaciones de Garzón- junto a Antoine Sánchez -también en prisión-, el número dos de Francisco Correa, que le puso al frente de sus sociedades en España.

Pedreira también tomó ayer declaración durante aproximadamente una hora a Adrián Senín, un empleado de la sociedad Orange Market, al que imputó igualmente los delitos de cohecho, tráfico de influencias, fraude fiscal, asociación ilícita, blanqueo de capitales y falsedad. Orange Market era la filial en Valencia de la principal empresa de Correa, Special Events, dirigida por Álvaro Pérez, El Bigotes. Hasta ahora, el magistrado instructor del caso Gürtel en el TSJM ha imputado por los mismos delitos a las nueve personas a las que ya ha tomado declaración.

En este contexto, el ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, defendió ayer el papel de la Policía Nacional y afirmó que no se puede gritar "Viva la Policía" cuando se detiene a un terrorista o a un delincuente y decir "la Policía es mala cuando se investiga a un cargo del PP".

Rubalcaba hizo estas declaraciones a preguntas de los periodistas sobre su opinión respecto a la decisión del TSJV de desestimar la petición de nulidad de actuaciones del juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, referidas al caso Gürtel formulada por el presidente valenciano, Francisco Camps. El ministro manifestó que respeta y acata las medidas judiciales "como todas las demás", ya que ésta es su "filosofía personal y, en este caso, la filosofía del Gobierno", aunque apostó por preguntar sobre el tema a los presuntos implicados del PP.

  • 1