Local

El PP tiene los días contados en Chiclana

Días contados para el tripartito de Chiclana, en Cádiz. El PSA decidió anoche en asamblea sumarse a la moción de censura que permitirá apartar de la Alcaldía al popular Ernesto Marín.

el 15 sep 2009 / 17:13 h.

TAGS:

Días contados para el tripartito de Chiclana, en Cádiz. El PSA decidió anoche en asamblea sumarse a la moción de censura que permitirá apartar de la Alcaldía al popular Ernesto Marín. Sólo faltaba el visto bueno de esta formación para que el pacto de gobierno del PP, dos concejales tránsfugas de IU y el PA pase pronto a ser historia.

Los militantes de la localidad después de reunirse en asamblea decidieron posibilitar este cambio de color político en el Ayuntamiento, en el que volverán a participar como equipo de gobierno pero con nuevos aliados. Su salida del cuatripartito se produjo el pasado mes de septiembre cuando en un encuentro similar concluyeron que debían dejar el cuatripartito para no ser cómplices de transfuguismo.

A partir de ese momento la aritmética permitía desplazar de la Alcaldía a Marín después de las negociaciones que se han producido entre los diferentes partidos lideradas por el PSOE (11 concejales), que obtuvo la mayoría de votos. Los socialistas tomarán las riendas de la localidad con Nadine Fernández, la concejal de IU que fue apartada del equipo de gobierno, y con María de los Ángeles Polanco, del PSA; las mismas que contribuyeron con su voto a arrebatarle el bastón de mando. La situación ha dado ahora un giro y la moción de censura será posible con 13 concejales frente a los doce ediles del equipo de gobierno, con siete del PP, dos de IU y dos del PA.

La polémica desde que se abrió las puertas a esta posibilidad ha estado en la designación del alcalde. El PSOE mantiene que debe ocupar este puesto el anterior regidor, José María Román, al haber liderado la lista más votada. Durante todo este proceso no lo ha tenido tan claro IU, que en ocasiones ha condicionado el acuerdo a que este candidato no vuelva.

Este ambiente enrarecido entre los políticos existe también en las calles de esta localidad, donde en el día de ayer se celebraron dos manifestaciones: una a favor y otra en contra de la moción de censura. La primera se produjo por la mañana cuando un centenar de vecinos pidieron a gritos un "pacto ya" para que el gobierno de Chiclana se corresponda con la elección de la población en las urnas. Consideran además que este cambio es la única salida para acabar con la parálisis que, según denuncian, sufre el municipio. Por la tarde otras cien personas se concentraron con pancartas en las que decían "sí a la democracia" y declaraban al PSOE "culpable de las viviendas ilegales". En esta protesta el fin del cuatripartito era ya algo inminente para sus propios miembros. El popular Nicolás Aragón, que actuó como portavoz, manifestó que se irán "pero con las manos limpias".

  • 1