El PP y el PSOE se enzarzan en una guerra de facturas en Tomares

La oposición habla de gastos «sospechosos» en restaurantes y en la feria. Los populares exhiben los justificantes de pago y otro de que los socialistas accedieron a los mismos.

el 07 abr 2011 / 18:12 h.

El equipo de gobierno de Tomares (PP) anunció una querella por calumnias e injurias con publicidad contra la concejal del PSOE Cristina Pérez, tras haber denunciado que le negaban el acceso a ciertas facturas "sospechosas", a la vez que contraatacó exhibiendo otras del periodo en el que gobernaban los socialistas y que calificó de "variopintas".

Esta guerra de facturas estalló cuando la también candidata del PSOE en Tomares anunció una querella contra el alcalde y presidente del PP de Sevilla, José Luis Sanz, al no permitir supuestamente que la oposición accediese a una serie de gastos cargados a las arcas municipales. En concreto, centraba sus sospechas en autorizaciones de pago de facturas emitidas por la empresa Puerta del Príncipe, por 2.000 euros; el salón de celebraciones José Benítez, por 5.983,52; y los restaurantes La Moneda (36,8), Río Blanco (31,4) y Enrique Becerra (57,3); además de otras por estacionamientos. "No me parece mal que el alcalde y sus concejales coman en restaurantes de lujo, pero que lo hagan con su dinero", enfatizaba.

El PP de Tomares, tras haber formalizado contra el PSOE y su candidata una demanda de conciliación previa a la interposición de la citada querella, compareció para "desmontar estas mentiras". El concejal de Presidencia, Eloy Carmona, exhibió sendas factura de 2010 emitidas por Puerta del Príncipe por la "instalación en la caseta municipal de sistemas de bioclimatización", y el salón de celebraciones, por el pago de "la tradicional comida de la feria con las asociaciones".

En cuanto los otros gastos, presentó un documento firmado ayer por el jefe del negociado de tesorería detallando que "fueron pagados" por él, que todavía espera cobrarlos, y que corresponden a "sesiones de trabajo" en Sevilla como parte de su labor institucional. "¿Esto son comidas de lujo?", se preguntó en alusión a los 31,4 euros de Río Blanco o los 36,8 de La Moneda.

También esgrimió un documento firmado igualmente ayer por el secretario municipal que certifica que los decretos "fueron puestos a disposición de los concejales". Consta hasta un justificante, que exhibió, de que la edil del PSOE, el pasado 27 de enero, tras la inspección de las resoluciones, "procedió a retirar fotocopias de un 10% de ellas".

Frente a esta "transparencia" criticó gastos en el último mandato del PSOE (1999-2003), como la contratación de un master de dirección de servicios públicos valorado en 2.056 euros por matrícula en favor de sus ediles.

  • 1