sábado, 17 noviembre 2018
11:51
, última actualización
Local

El PP y las grandes predicciones de la historia

el 09 oct 2011 / 07:06 h.

TAGS:

Es imposible realizar viajes en tren a gran velocidad: los pasajeros morirían de asfixia", Dionysius Larder (1858). "La televisión no durará porque la gente se cansará rápido de pasar todas las noches mirando una caja", Darryl Zanuck (1946). "El PP nunca ganará en Andalucía", PSOE (2010). El Partido Popular andaluz está tan confiado en su victoria electoral -los sondeos que manejan son incontestables- que ya se permite bromear con la infalibilidad de la que hasta ahora han presumido los socialistas andaluces. La euforia recorre el partido sin disimulo. Ocurrió ayer en el Palacio de Congresos de Málaga durante la clausura de la Convención Nacional del PP que les ha permitido exhibirse fuertes y unidos entorno a un líder que loan ya como presidente. Los populares andaluces proyectaron un vídeo con Las grandes predicciones de la historia en el que se recogen sentencias pronunciadas que hoy mueven a la risa.

Aunque Javier Arenas se ha llevado meses desinflando las ínfulas y recordándole a los suyos que aún no está todo hecho, ese discurso desde luego que ha quedado muy lejos este fin de semana en la capital malagueña. El PP está ya palpando el poder y Arenas se ha pavoneado de los históricos resultados que su partido alcanzó el pasado 22 de mayo, con una épica victoria al PSOE y más de 7 puntos de ventaja. Por eso los populares se han olvidado de las propuestas y se han dedicado a los grandes discursos.


Subidos en la nube es más fácil bajar la guardia y así, es más común cometer errores. Eso es justo lo que desean sus adversarios políticos, unos socialistas malheridos, incapaces aún de visualizarse en la oposición en el Parlamento andaluz, que sueñan con que se repita lo que ocurrió en 1996 cuando Javier Arenas jugaba con los periodistas a hacer quinielas con los nombres de su Gobierno mientras los socialistas emprendían una exitosa carrera contrarreloj para mantenerse en el poder. De aquel exceso de confianza dicen que aprendió mucho el líder popular aunque ahora en grandes actos como el de este fin de semana sea fácil saltarse la dieta de humildad que Arenas suele recetar a los suyos.

La campaña electoral puede ser en esta ocasión más que nunca un trámite.La última gran encuesta, que seguro revolverá y mucho el patio político, la publica hoy La Vanguardia y asegura que el PP está muy cerca de lograr el mejor resultado de su historia y el PSOE de caer hasta los resultados con los que debutó en 1977. Algo de estos datos intuyen los líderes populares cuando precisamente ayer en Málaga se dedicaron a señalar que estas elecciones son tan importantes como las primeras de la democracia española y a ofertar un proyecto centrista como el de Suárez.
Quizás en esta cita electoral como nunca antes los ciudadanos están dispuestos a votar un cambio en mitad de tanta desgracia económica, pero los socialistas aseguran que no están dispuestos a cruzarse de brazos. Por más que en semanas como esta que hoy termina las buenas nuevas, como una prórroga en los fondos europeos que recibirá Andalucía hasta 2020, acaben dilapidadas por un montón de malas noticias. La más rotunda la del paro: 943.094 personas en Andalucía.

Muchos socialistas confiesan que se sienten cercados por el curso de una realidad económica que creen que es imposible remontar en los próximos meses. Y ya entre las filas del PSOE andaluz se escucha en ocasiones el lamento de tener que perder ante un adversario al que no consideran. Las noticias que llegan de los tribunales tampoco ayudan a remontar los ánimos. El último auto de la jueza Mercedes Alaya, que instruye la presunta trama fraudulenta tejida con ayudas públicas para prejubilaciones y empresas en crisis, dirige sus investigaciones hacia el exconsejero de Empleo y número dos en la lista del PSOE de Sevilla, José Antonio Viera. Los socialistas confiesan que no les ha cogido por sorpresa e incluso vaticinan como un escenario bastante probable que la magistrada decida abrir una causa separada al diputado socialista que, como aforado, debería de mandar al Supremo y que esto coincida con la campaña electoral. Recuerdan, por ejemplo, que así ocurrió en las municipales con Torrijos (IU)o Marchena (PSOE). De momento en el PSOE se mantienen firme y dicen que la candidatura de Viera es inapelable, defienden su inocencia y aseguran que Griñán está convencido de que el caso "muere" como mucho en otro exconsejero, Antonio Fernández, que sí ha sido imputado ya. Y aquí también confían en un mal paso de la magistrada que les permita poner en entredicho la instrucción.

  • 1